Jerónimo Tristante gana con un libro de secretos el Premio Logroño de Narrativa

El escritor Jerónimo Tristante con el galardón./Justo Rodríguez
El escritor Jerónimo Tristante con el galardón. / Justo Rodríguez

«La gente está tan acojonada que no se atreve a contar ni un chiste», afirma el escritor murciano, que se embolsa 20.000 euros

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZMurcia

Una novela de «secretos», algunos nimios y otros capaces de cambiar vidas, es la obra con la que el escritor murciano Jerónimo Tristante (Murcia, 1969) se alzó este jueves con el XII Premio Logroño de Narrativa. Un galardón dotado con 20.000 euros al que Tristante concurrió con el título 'La tela de araña', rótulo a concurso de una novela que se publicará como 'Secretos' bajo el sello de Algaida tras convencer al jurado de este premio.

Concedido por el Ayuntamiento de Logroño, la Fundación Caja Rioja y la editorial Algaida, el galardón, reconoció Tristante, es «un premio importante, ya consolidado y bastante prestigioso» al que el autor murciano llevaba tiempo siguiéndole la pista, y al que este año han dado su valoración el poeta y escritor Luis Alberto de Cuenca, presidente del jurado de esta edición; el crítico literario Ángel Basanta; y los escritores Emilio Calderón, Jimina Sabadú y Milagros Frías.

'Secretos', narra Tristante, «es una novela policíaca. Paco [Ignacio] Taibo, organizador de la Semana Negra de Gijón, decía que negra es aquella novela que parte de un hecho criminal y la investigación que le sigue no es, sino una excusa, para mostrar cómo es una sociedad. En este caso, el hecho criminal no es un asesinato, sino una cadena de extorsiones», detalla el autor, Premio Ateneo de Sevilla en 2017 con 'Nunca es tarde', otra ficción en la que la intriga es protagonista.

La nueva novela de Tristante arranca con la llegada a Altorreal -«la obra está ubicada en la Región», precisa el escritor-, «de una extranjera llamada Gelen que se dedica a obtener secretos de los demás para después extorsionarlos. Cuando la persona extorsionada pregunta a esta mujer cuánto dinero quiere, ella le dice que no quiere dinero, sino que le cuente el secreto de otra persona. Así va accediendo cada vez a más información».

«En esta novela -continúa Tristante- he jugado con la posibilidad de que si una persona se dedicara a intentar conocer todos los secretos de los demás, para utilizarlos en su contra, podría crear un buen conflicto», porque, opina, «todo el mundo tiene una parcela íntima que no muestra a nadie, ni siquiera a su pareja». Y en esa parcela habitan todo tipo de engaños y mentiras, desde infidelidades a comportamientos instranscendentes como el que «alguien no se corte las uñas de los pies». «El valor de los secretos -pone de relieve el escritor- va en función de la importancia que se les dé. Cuanto más conservadora es una sociedad, mayor posibilidad hay de que ocurra algo como lo que ocurre en mi novela».

Creador de la conocida saga protagonizada por el detective Víctor Ros -de esta serie ha publicado cinco títulos, el último bajo el rótulo 'Víctor Ros y el gran robo del oro español'-, Tristante describe su obra como «una novela muy coral con un final apoteósico». En ella, desgrana un poco más el argumento, Gelen se enfrentará «a una joven abogada con una vida normal, con dos hijos y marido, que intenta averiguar quién es esta mujer [Gelen] y cómo neutralizarla».

Pequeños burgueses

A pesar de que no era su intención, asegura Tristante que «le ha salido» también una novela «sobre corrupción». «Vivimos -precisa- en una zona tristemente famosa por sus casos de corrupción, y eso está presente en nuestra sociedad». Lo que sí quería retratar, y con ello, apunta, «poner un poco nervioso al lector», es «el sistema de vida que se da en las urbanizaciones en las que vivimos los pequeños burgueses», lugares, detalla, «que intentamos que sean como burbujas, donde no haya inmigración ni marginación, y donde todo es, a priori, muy bonito, cuando en realidad son un campo abonado para los secretos».

Reconoce Tristante que llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de escribir una novela de este tipo, aunque no sabe concretar qué hecho fue el que le empujó a hacerlo: «Quizá esta época asquerosa de dossieres tenga algo que ver», afirma.

'Secretos' llegará a las librerías en primavera, y lo hará, lamenta Tristante, en un tiempo en el que prima «la autocensura»: «La gente está tan acojonada que no se atreve a contar ni un chiste. Y en el mundo editorial ocurre lo mismo. A los editores les preocupa un poco esto, aunque yo escribo lo que me da la gana; en el género negro nos escapamos un poco, porque el delito es truculento».

Junto a Tristante, también fue galardonado en la tarde de ayer el logroñés Guillermo Sáez Martínez, quien obtuvo el IV Premio Logroño de Narrativa para Jóvenes Escritores. Sáez fue premiado por su obra 'Quién va a los mandos de la nave'.