Las picaduras de la Mussona

La Mussona, encarnada en una abeja, ayer, tras salir de la explanada del Castillo. / jaime insa / agm
La Mussona, encarnada en una abeja, ayer, tras salir de la explanada del Castillo. / jaime insa / agm

Cristina Moreno encarnó a la bestia de las fiestas del Carnaval con un traje que simulaba una abeja y acompañada por un séquito de setenta apicultores

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Fue una de las noches más esperadas por los vecinos y turistas, en la que se vivieron momentos de terror. La Mussona, Cristina Moreno, de la peña World Fantasy, no defraudó y fue liberada en la explanada del castillo, tal y como manda la tradición, para amedrentar a todo el que se le puso por delante. Lo hizo encarnada en una feroz abeja y acompañada por un séquito de 70 apicultores.

Moreno lució un traje elaborado con mijo, algas marinas, piñas, pistachos, huesos y castañas, todo en tonos marrones y amarillos. Una de las partes del disfraz que más sorprendió fue el aguijón, forrado con esparto. Además, utilizó mucha estopa para simular el pelo de este ser, que llegó al castillo de San Juan de las Águilas encerrado en una gran colmena, hecha a base de papel y cola. Y mostró unas enormes alas de tela y bordadas en lana.

El acto comenzó sobre las diez y media de la noche, cuando la Mussona llegó a la fortaleza para después salir suelta entre el gentío, que esperaba ansioso para presenciar el espectáculo en las callejuelas que conducen hasta el recinto amurallado. Tras abandonar su colmena, la Mussona y sus apicultores -todos ellos vestidos de blanco con la silueta de una abeja, conseguida con caracolas de mar- empezaron a asustar a todos los niños que se encontraron a su paso. No faltaron los tradicionales cantos de los más pequeños, que entonaban «¡Musona-na, Musona-na!», cuando la bestia se les acercaba para provocarles el temor propio de una película de miedo. Ellos salían corriendo y se libraban por los pelos de que la gran abeja les picara con su aguijón.

Los momentos de mayor tensión se vivieron cuando la bestia bajó por las calles desplegando sus alas y metiendo el miedo en el cuerpo a más de uno. Además, el ruido de los andares y la escena que protagonizaron los 70 apicultores hicieron que no pararan de escucharse gritos en la oscura noche aguileña.

Traca de bienvenida

La Mussona llegó a la plaza de España pasadas las 00.45 horas. Allí se vivió otro de los momentos especiales de la noche con la gran traca de bienvenida al Carnaval de Águilas. Multitud de asistentes presenciaron este acto, que fue el preludio del fin de semana fuerte de la fiesta grande.

Esta noche se celebrará la batalla dialéctica entre los personajes infantiles, además del pregón de la Musa infantil. Y mañana será uno de los días más esperados. Está previsto que, como cada año, la plaza de España se llene de carnavaleros dispuestos a darlo todo a partir del mediodía. Ya por la noche, sobre las 22 horas, dará comienzo la gran batalla entre Don Carnal, Ángel Juárez, y Doña Cuaresma, Mariola López -personajes adultos-. Le seguirá el pregón de la Musa, Cristina Román, y pondrá el broche de oro a la velada el actor Ginés García Millán desde el balcón del Ayuntamiento.

Pero no hay que relajarse, porque la Mussona amenaza con seguir suelta por las calles de Águilas hasta que finalicen los actos del Carnaval. Esa abeja quiere continuar asuntando tanto a los vecinos como a los visitantes. ¡Tengan cuidado!