Cuarenta bomberos y la Guardia Civil reforzarán la seguridad en los carnavales de Águilas

Carrasco, Conesa y Moreno, ayer, presidiendo la Junta Local de Seguridad sobre los carnavales. / delegación
Carrasco, Conesa y Moreno, ayer, presidiendo la Junta Local de Seguridad sobre los carnavales. / delegación

El Consistorio prevé colocar vallas para cerrar el centro al botellón los dos sábados principales de las fiestas

LA VERDAD

Apenas faltan diez días para que arranque la gran fiesta de Águilas y ya se perfilan los últimos flecos. El Ayuntamiento celebró ayer la junta local de seguridad para establecer, con la colaboración de la Administración regional y estatal, uno de los dispositivos de seguridad más importantes de los que se realizan cada año en la Región. Hasta cuarenta bomberos y un equipo especializado de la Guardia Civil -el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS)- reforzarán las calles del municipio en los días más importantes de esta fiesta, declarada de Interés Turístico Internacional.

El delegado del Gobierno, Diego Conesa, y el director general de Emergencias y Seguridad Ciudadana, José Ramón Carrasco, presidieron, junto a la alcaldesa, María del Carmen Moreno, esta reunión, en la que se ultimaron los detalles de la seguridad que rodeará a la gran fiesta de Águilas. Arrancará el 23 de febrero y se extenderá a lo largo de un mes.

Conesa explicó que la localidad contará en esos días con el refuerzo de agentes del GRS, aunque no precisó el número. Se fijará en los próximos días de acuerdo a los informes sobre necesidades que remita el Consistorio. «Unas fiestas declaradas de Interés Turístico Internacional es uno de los mejores escaparates que puede tener la Región», remarcó Conesa, que incidió en la fundamental «colaboración entre las administraciones y el refuerzo de los dispositivos de seguridad».

Moreno espera que hasta 200.000 personas visiten el municipio en los días clave de los festejos

El director general de Emergencias y Seguridad Ciudadana, por su parte, avanzó que las calles aguileñas se verán reforzadas, en los días de fiesta, por hasta 40 bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento (CEIS) de la Región. Prestarán alrededor de 300 horas de servicio.

La alcaldesa hizo hincapié en que los números que se barajan en este dispositivo de seguridad son iguales a los que ya se registraron en 2018, cuando se celebró un Carnaval sin grandes incidentes. «Desde el Ayuntamiento lo que pretendemos año tras año es garantizar al máximo la seguridad de nuestro Carnaval y que la gente pueda disfrutar de nuestra gran fiesta con total tranquilidad», recalcó Moreno. «El Carnaval pasado fue muy bueno en materia de seguridad y de incidencias. No hubo ningún incidente grave, a pesar de que los dos sábados más importantes de las fiestas contaron con una gran afluencia de público».

Sábado de piñata

La regidora precisó que, más allá del refuerzo de bomberos y de guardias civiles, el Consistorio habilitará el mismo número de efectivos de seguridad privada que en años anteriores, «para garantizar que el centro del pueblo esté lo más limpio posible del problema que tenemos: el botellón». En este punto, Moreno explicó que, en los dos sábados principales de las fiestas, el centro de la localidad se cerrará con 'vallas antibotellón' de forma que quede «mucho más protegido y seguro».

«Unas celebraciones de Interés Turístico Internacional es uno de los mejores escaparates para la Región», recalca Conesa

El Consistorio prevé que el Carnaval logre atraer este año una cifra similar de afluencia de visitantes que la de ejercicios anteriores. El pasado año, hasta 200.000 personas visitaron el municipio costero en los sábados más importantes de los carnavales. El número se ha acrecentado en los últimos años.

Moreno explicó que el sábado de piñata han percibido una mayor afluencia de público debido a que ya han terminado los carnavales en el resto de la Región. «Hemos pedido a la Guardia Civil unas horas más de refuerzo por la mañana», avanzó. «Nos han garantizado que van a estar ahí».