El crisol vital de Dionisia García, poeta universal

Dionisia García. / BUESO
Dionisia García. / BUESO

'Atardece despacio. Poesía completa 1976-2017', publicado en Renacimiento, camina hacia la perfección estética

JOSÉ CANTABELLA

Desde el mes de enero de 2017, este lector que escribe recibió de las propias manos de la autora el libro que compone de momento su luminosa 'Atardece despacio Poesía completa 1976-2017', publicada por la Editorial Renacimiento; y lo he leído con intensidad y enorme placer.

Dionisia García (Fuente Álamo, Albacete, 1929), manchega de nacimiento, murciana de adopción, y poeta universal, es una de las mayores glorias verdaderas que ha dado la poesía en nuestro país, una autora que publicó tardíamente su primer libro de poemas como algunas otras poetas de su generación, y poseedora de una grandiosa obra lírica tanto en aspectos técnicos como temáticos. Poeta de porte clásico con ademanes modernos, poeta de la contemplación, del misterio, de profunda meditación y reflexión. Machadiana y Juanramoniana, además, mantiene una gran admiración por la poesía española del Siglo de Oro español, por los clásicos antiguos, la literatura alemana y anglosajona, una escritora elegiaca y algo hermética en sus comienzos que fue evolucionando lentamente hacia una poesía de calado más fulgurante, proteico, un verso esencial, rico en matices espirituales, mística de lo cotidiano, pleno de un lenguaje de un marcado ritmo musical y procurando siempre el encuentro con el ser humano, lo biográfico, sus avatares, el viaje, el paso del tiempo, el amor, la injusticia, el clasicismo, el paisaje...

No puede dejar a ningún lector indiferente la lectura bien aplicada de su poesía completa con independencia del goce de leerla, de vivirla. Y leer a esta poeta horaciana, a esta mujer que destila Humanismo por todos sus costados, es descubrir también la vida de la escritora sacrificada, tenaz, que con gran esfuerzo fue construyendo un universo muy propio.

Compromiso y belleza

Dionisia García es una autora para iniciados lectores de poesía, para amantes de la Poesía, para lectores que huyan del artificio, la retórica y crean en la verdad poética, en la belleza de la palabra, en lugares poéticos comunes. Ocho libros componen este volumen, más uno inédito; libros que caminan hacia la perfección estética, la precisa esencia y la sabiduría. Acercarse a 'Atardece despacio' es ante todo el compromiso de la poeta con la belleza, un crisol vital, una mirada muy personal, omnisciente en donde todo fulge. Para terminar les ofrezco un poema que bien podría identificar a esta sobresaliente escritora:

MIENTRAS CONMIGO VOY

Luminosa mañana. Nada teme al olvido.

Yo celebro con ella la fiesta de las calles.

Poco más tengo cierto en esta vida breve

que comenzó otro día de hace ya muchos años.

Me preguntas si creo, si busco otras verdades.

Aquí estoy viendo el mundo. Camino sin respuestas,

a la buena de Dios, que no es tan mala cosa.