19 años de ARCO

Instalación 'Fahrenheit 451', de Joan Fontcuberta. /
Instalación 'Fahrenheit 451', de Joan Fontcuberta.

La galería T20 mantiene la presencia murciana en la feria y expondrá obras de artistas locales junto a Fontcuberta, Ana Barriga y García Andújar

CAROLINA PARRA y NACHO RUIZ

Después de 19 años en ARCO nos sentimos como parte de un ecosistema extraño y emocionante. Cuando llegan estas fechas el trabajo de semanas se va convirtiendo en nervios y comienza una peregrinación por estudios de artistas. Siempre es emocionante cuando se entra en lugares tan distintos como una nave industrial llena de botes de pintura y un aséptico estudio lleno de ordenadores. El arte de hoy no es lineal ni homogéneo, lo que hace de la experiencia de amarlo y conocerlo algo único.

En esos estudios se ha ido construyendo en Murcia, en Madrid, en Tokio o en Lima lo que se verá en ARCO a partir del miércoles. Toda una constelación de obras es empaquetada y miles de cajas comienzan un viaje por todos los medios posibles hasta Madrid. Al mismo tiempo, se recuperan los tesoros de los grandes maestros para ser colgados con guantes en espacios iluminados en esa mole industrial, en el templo del comercio que representa IFEMA. Los días del montaje se construye un mundo ficticio de paneles de madera en el que un hormiguero humano desplaza las cajas que llegan de todas las partes del mundo. Es el sueño de los enciclopedistas, una rara ocasión la de ver cómo se construye un mundo a escala de una realidad global en la que las potencias económicas tienen un peso enorme frente a la ausencia de países en los que forzosamente el mercado del arte dista mucho de ser una preocupación.

'Gran Garruchal', de Miguel Fructuoso. | Instalación de Francesc Torres.| 'Contando amigos', de Christian Salablanca. 2019. Fotografía, 00x70 cm.

Este año, por primera vez, llevaremos dos proyectos, uno a sección general y otro a proyectos específicos, con una individual de FOD. Cada ARCO para nosotros ha sido el definitivo. Hemos entendido cada participación como la primera y la última, como la única, así que hemos motivado a todos los artistas para que entendieran que aquello era como una individual en el mejor museo. La tensión ha acompañado estos 19 años y el resultado ha sido formidable, lo cual es normal habiendo tenido el privilegio de trabajar con artistas tan grandes. La lista es larga y deja muchos buenos amigos, tantos compañeros de viaje con los que hemos defendido una idea de independencia, de libertad creativa y de ambición por crecer desde una propuesta que tiene en la periferia su esencia. T20 es una galería de Murcia y lo ha sido tanto en Madrid como en México o París. En el proyecto estaba el trabajar desde aquí y desde aquí trabajamos siempre en la creencia de que éramos tan buenos como la mejor galería de Madrid o Londres. Los años nos han dado la razón y las muchas dificultades son ahora anécdotas en un libro por escribir.

«Miguel Fructuoso mostrará la mejor serie de un pintor superlativo que jamás se ha acomodado»

En esta edición el despliegue de artillería (los términos militares son paradójicamente queridos por el arte de 'vanguardia') es muy importante. La pintura es un punto fuerte ya que creemos representar a algunos de los que centrarán la temporada. Ana Barriga está en un momento único hasta el punto de que estos días se expone su obra en La Casa Encendida como ganadora de 'Generaciones' mientras prepara su primera gran exposición en un museo, el CAAC de Sevilla. Ana es tal vez la pintora que de manera más poderosa ha irrumpido en el paisaje español de los últimos años con un lenguaje en el que el punk mira irreverentemente a la tradición de la que se sirve. Miguel Fructuoso mostrará una serie que nace en el puerto del Garruchal de la mirada intensa a la pintura de los años 80. Es la mejor serie del mejor de los apropiacionistas, de un pintor superlativo que jamás se ha acomodado en el éxito de una serie. Josep Tornero prepara individual en el Centro del Carmen y presentará en ARCO una pieza de corte instalativo que servirá de adelanto. Sonia Navarro recurre a sus materiales icónicos para buscar en el pliegue una vuelta más a un trabajo que crece con la solidez de una artista que ya no es ninguna promesa. El francés Yann Leto, tras la exposición que T20 Satélite desarrolló en Londres en noviembre y su gran exposición en el Centro Pablo Serrano de Zaragoza, presentará obra inédita en la que el neón vuelve a tomar un espacio que ya es marca de la casa. Completa la terna María Carbonell con su visión del arte desde el feminismo y el compromiso con una cultura crítica de la imagen. Son trabajos que contrastan con producciones diversas, como es el caso del guatemalteco Angel Poyón, del que desarrollamos un proyecto individual en la última edición de ArtBo, la feria de Bogotá.

'Bariloche', de María Carbonell. 2019. Óleo y spray sobre tela, 180x 180 cm. | 'Rosalía o las cejas de la lumbre', de Víctor Jaenada, 2018. Óleo, mechero y spray sobre tela, 164x130 cm. | Instalación de Josep Tornero.

De FOD mostraremos un proyecto específicamente creado para ARCO en una sección que retoma el clásico esquema de Project Room. Su trabajo ha crecido de una manera única en el arte español reciente. Estos días prepara su individual en el Centro de Arte de Alcobendas en el que se desarrollará el lenguaje característico en el que la memoria, la arquitectura y la historia del arte juegan a edificar una torre cimentada en la ironía. Sus piezas, híbridos entre disciplinas, son uno de los puntos fuertes de esta edición.

Ruido de fondo

Cada año hemos incorporando nombres al equipo y este año uno de nuestros artistas favoritos, Daniel García Andújar, después de exponer en T20 hace un mes, será la apuesta a la que se une Joan Fontcuberta. En realidad, Joan no es una novedad, ha estado con nosotros hace años pero nunca con una instalación. A estos dos grandes nombres debemos unir a Francesc Torres, una referencia absoluta para nosotros. Tenemos la enorme suerte de trabajar con la gente que admiramos, con los que hemos credido en el arte y de los que tanto hemos aprendido. Junto a ellos presentaremos un proyecto inédito del costaricense Christian Salablanca en el que la reflexión sobre la violencia nace sobre el terreno, de la propia experiencia crítica.

Cuando se reúne tal cantidad de talento es imposible crear una línea única, de hecho no es deseable. A diferencia de una exposición que se comisaría con un fin preconcebido, el stand de una feria es una multitud de voces que compite con un ruido inmenso de fondo. En ese contexto tal vez el grito no sea la opción ya que acrecienta la confusión sonora, que se traslada a lo visual en la metáfora. Son voces fuertes, rotundas, que se escuchan perfectamente en el mar de voces con un mensaje sólido y poderoso. Sin duda es nuestra mejor participación en estos 19 años de ARCO.