laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 19 / 26 || Mañana 20 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Aún hay quien nos mira incómodo»

REGIÓN de MURCIA

«Aún hay quien nos mira incómodo»

Un grupo de madres reivindica en Murcia la lactancia materna y critica los obstáculos «que todavía existen»

24.08.13 - 00:44 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Que la lactancia materna aporta muchos más beneficios para el bebé que el biberón es algo que ya nadie puede discutir con argumentos científicos. Pero aún quedan obstáculos en el mundo laboral y en la vida cotidiana para que las madres puedan dar el pecho con normalidad, sin tener que esconderse en casa. Al menos eso es lo que denunció ayer un grupo de madres, que protagonizó un acto reivindicativo en Murcia.

«A veces la gente te mira. Unos con gesto de aprobación y ternura, pero algunos con una mirada incómoda», cuenta Fuensanta Pina, una empleada de banca que da el pecho a su hijo Noel, de nueve meses. «Desde el primer momento me decidí por la lactancia. El problema es que en ocasiones el entorno no ayuda. La familia, los vecinos e incluso el pediatra te incitan a que les des biberón». Fuensanta ha escuchado más de una vez aquello de «no te líes que se crían igual». Pero, según los expertos, no es así.

«La lactancia tiene muchísimas ventajas desde el punto de vista nutricional, y también desde el afectivo», explica Chitina Martínez, subdirectora de Enfermería del Hospital Materno-Infantil de La Arrixaca. «Es el alimento ideal para el recién nacido, porque es el que producen las madres para sus crías». La Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda que la leche materna debe ser la primera opción durante los primeros seis meses de vida, y solo si no es posible por alguna causa debe optarse por el biberón. Pero a partir del sexto mes la lactancia sigue siendo recomendable, aunque vayan introduciéndose alimentos complementarios.

Si incluso en el entorno sanitario las madres se encuentran a veces sin el apoyo suficiente, en la vida cotidiana todavía ocurre con más frecuencia. Las madres reivindican su derecho a dar el pecho en cualquier sitio «porque es algo natural», recuerda Fuensanta Pina. Por eso ayer se concentraron frente a Primark, en Nueva Condomina, en protesta por «la expulsión de una madre en una tienda de esta cadena en Valladolid».

También en Murcia ocurrió algo parecido, denuncia Daniela Darsie. «Hace dos años estaba con mi hija Camila, que tenía solo un mes de vida, y pedí a la dependiente que me dejase entrar a los probadores para darle el pecho sentada. Me dijo que no. Vino la supervisora y también se negó. Al final puse una reclamación, pero no sirvió de nada», se queja. 'La Verdad' trató ayer de ponerse en contacto con responsables de esta cadena en España sin éxito.

La generalización de la lactancia materna ha llevado a muchos establecimientos y centros comerciales a habilitar zonas para esta práctica. Pero las madres no quieren que se les confine. Reivindican su derecho a poder dar de comer a sus hijos en el lugar en que se encuentren. Practican con el ejemplo, y poco a poco han ido ganando terreno a los prejuicios.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Aún hay quien nos mira incómodo»

Un grupo de mujeres con sus hijos, ayer, durante el acto reivindicativo a favor de la lactancia materna. :: Alfonso Durán/AGM