laverdad.es
Lunes, 22 septiembre 2014
llovizna
Hoy 23 / 32 || Mañana 20 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
'Pinchazos' a Fenoll apuntan a que compró votos para el PP en Fortuna y Santomera

REGIÓN MURCIA

'Pinchazos' a Fenoll apuntan a que compró votos para el PP en Fortuna y Santomera

«En Santomera hay que mover todo lo que se pueda, porque si gana el PP tenemos la contrata 25 años», se escucha decir al industrial de la basura

29.10.10 - 01:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El día 15 de abril del 2007, a las 13:04:56 horas, el empresario de las basuras Ángel Fenoll descuelga su teléfono. Quien llama es el alcalde popular de Fortuna, Matías Carrillo. «El miércoles que viene, a las ocho y media... vamos a hacer la presentación de la candidatura... y viene el presidente... lo vamos a hacer en el pabellón de deportes... mueve...».
No hacen falta muchas más explicaciones. Fenoll comprende inmediatamente lo que el primer edil pretende. Promete mover a sus hermanos, a sus primos... «Que suban, que mueva...», insiste el popular; «a ver si puedo meter ahí 700 personas».
-Fenoll: «Ochocientas, ¿no?»
-Carrillo: «Todas las que puedas».
-Fenoll: Ya, ya, sí, claro. claro... hay que mover con tiempo, ¿eh?, con tiempo y mover y mover..., y claro que es la única manera...
El empresario no miente. Queda menos de mes y medio para las elecciones municipales (27 de junio de 2007) y se muestra encantado de ayudar al alcalde. No en vano, según establecen los policías que llevan meses siguiéndolo, tiene intereses inmobiliarios en la localidad y, en apariencia, ya parece valorar que quizás un día pueda sacar ventaja del favor que ahora le va a hacer a Carrillo. Llama a su sobrino José y le da órdenes precisas: «Hay que hacer una campaña de aquí al martes gorda, ¿sabes lo que te digo? El que pueda..., ¿quién es el que controla a los guiris? (...) Vamos a moverlo de todos los sitios... a ver si contamos la gente que nosotros llevamos, ¡hombre!, para yo luego decírselo, ¿sabes lo que te digo?».
Es el comienzo de una presunta cooperación entre el primer edil popular del PP y Ángel Fenoll, que acaba con una supuesta compra de votos por parte de este último, tal y como se establece en los informes policiales del 'caso Brugal' que están en poder de este periódico.
Dos días más tarde, su sobrino José (Pepe) le da el parte.
-Pepe: «He estado yo hablando también con Matías y con Paco...»
-Fenoll: «Y ha quedado todo claro, ¿no?».
-Pepe: «Sí, todo más que claro y además, la gente..., los guiris... Paco ya ha quedado con los suyos y ya están repartiendo el temario... mañana, le ha dicho Matías que no se lleve muchos, que se lleve los cabecillas, para que no cante mucho la película. (...) No llamar mucho la atención con el tema y me ha dicho Matías que sí, que por supuesto, que falta le hacen porque es un concejal y medio (...) Doscientos votos es un concejal y medio».
Fenoll insiste en que a ésos, a los cabecillas, quince cabecillas, hay que darles de cenar; algo con lo que su sobrino coincide.
-Pepe: «Y ya con ésos ultimar el tema y coger incluso el voto por correo. Va a solicitar Paco de todos la documentación que hace falta, para el voto por correo ha quedado con Matías, y así ya están atados desde el principio los máximos posibles».
Fenoll acaba la conversación con una frase que no deja lugar a dudas sobre sus intenciones. «Es que eso, agarra todo eso... y eso es el poder para el día de mañana, para dentro de cuatro años, ¿sabes lo que te digo?».
Pese a todas las prevenciones y a los intentos de que sus supuestas maniobras pasen desapercibidas, el día de los comicios hay escándalo en los colegios electorales. El PSOE se ha dado cuenta de que pasa algo raro.
-Pepe: «Quieren impugnar la mesa».
-Fenoll: «Quieren impugnarla, ¿por qué?».
-Pepe: «Porque se han rebotado porque dicen que están repartiendo los votos fuera y todo eso..., en fin, ataque de cuernos».
-Fenoll: «Ya, ya, ya... pues, si no, viéndolo, sabes...».
-Pepe: «Sí, que no cante mucho».
Las supuestas maniobras para conseguir votos son muy variadas; incluso con la promesa de puestos de trabajo. Ángel Fenoll, que insiste en que se mueva a gente para conseguir votos, presiona a su sobrino.
-Fenoll: «Llámate al negro, llámate al negro a ver lo que dice».
-Pepe: «Ya le he dicho que si quiere lo del puesto de trabajo, que me tiene que traer la ficha de lo que ha llevado; si no va a buscarle puesto el señor...».
De los intereses inmobiliarios de Fenoll en Fortuna y de sus gestiones para sacar los proyectos adelante también queda constancia en el sumario de la 'Brugal'.
-Pepe: «El viernes, cuando recoja lo suyo, me voy aquí a Fortuna y solicito para, para que nos dé la licencia el Ayuntamiento».
-Fenoll: «Que luego habrá que tocar si acaso a Cascales o al alcalde».
-Pepe: «Hemos tocado de todas maneras a éste y no hay problema. Ya me ha... me ha dicho, cuando esté, incluso el mismo día va».
Los agentes de la UDEF-BLA hacen un exhaustivo informe de esos hechos, y lo envían al juez, «por si de ellos se estima oportuno fundamentar la comisión por parte de Matías Carrillo de algún ilícito penal».
En Santomera, lo mismo
Fenoll no deja pasar una oportunidad de hacer favores que, en apariencia, le puedan reportar algún beneficio futuro. El 25 de mayo, dos días antes de las elecciones, llama a su sobrino Pepe y le hace un encargo similar al de Fortuna.
-Fenoll: «Oye, en Santomera, a ver si movemos todo lo que se pueda, porque ahí está a punto de ganar el PP. Puede ser que gane el PP ahí. Si gana el PP tenemos la contrata 25 años».
-Pepe: «¿Pero tú tienes tocado al hombre ya?».
-Fenoll: «Sí, eso está, pero ahora faltan los votos».
Poco después habla con otro sobrino, Francisco Javier, para montar lo que la Policía considera que es «una supuesta operación de compra de votos». Le cuenta que ha pasado por la sede del partido para recoger votos, hasta el momento veintidós.
-F.J.: «De los que no votan nunca, ¿me entiendes?, lo he recogido».
-Fenoll: «Vale, de puta madre».
-F.J.: «Dándoles de comer y ya».
-Fenoll: «Exactamente, de comer y la fiesta; (...) los bocadillos y el dulce. Tú sigue trabajando, a ver si consigues cien; los que consigas (...) Pero escúchame, lleva...».
-F.J.: «Tú tranquilo. Llevo un control y regalar no regalo. (...) Al que me dé el voto, pues...»
-Fenoll: «Oye, no, no, no hables así, por el móvil no».
En sus informes sobre la presunta compra de votos para el PP de Santomera, la Policía señala que sigue investigando para esclarecer totalmente los hechos en identificar a todos los participantes.
En Tuenti