La Verdad

Las aportaciones a los planes de pensiones se podrán rescatar a los diez años de antigüedad

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro / Efe
  • El plazo empieza a computar a partir del año que viene. Los derechos consolidados a 31 de diciembre de 2014 se podrán hacer efectivos a partir del 1 de enero de 2025

El Consejo de Ministros ha aprobado permitir el rescate de las aportaciones a planes de pensiones a los diez años de antigüedad y no sólo en los casos de paro de larga duración y enfermedad grave como ocurre ahora. El proyecto de ley de reforma fiscal incluye esta ‘ventana de liquidez’ que permitirá disponer de las aportaciones a planes de pensiones, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y contratos de seguro concertados con mutualidades de previsión social, que tengan más de 10 años de antigüedad, así como de los rendimientos generados por las citadas aportaciones.

Hay que hacer dos puntualizaciones a esta posibilidad de rescate: el plazo de diez años se computará para cada aportación. Es decir, que las que se realicen en 2015 se podrán recuperar a partir de 2026 y las que se hagan en 2016 se podrán rescatar a partir de 2027 y así sucesivamente.

Y el plazo empieza a contar a partir del año que viene. Los que tengan un plan de pensiones desde hace años no lo van a poder rescatar contando los años ya transcurridos, sino que consolidarán todos los derechos a 31 de diciembre de 2014 y podrán hacerlos efectivos a partir del 1 de enero de 2025, incluidos los rendimientos generados. Las condiciones y límites de estas disposiciones se fijarán reglamentariamente.

Las cantidades que se retiren de los planes de pensiones tributarán como rentas del trabajo en el IRPF.

En el caso de planes de pensiones del sistema empleo, planes de previsión social empresarial y los concertados con mutualidades de previsión social para los trabajadores de las empresas, la liquidez se condiciona a que así lo permita el compromiso y lo prevean las especificaciones del instrumento de previsión correspondiente.

Por otra parte, la duración mínima de los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) se reduce de 10 a 5 años. Estos planes son seguros de vida destinados a constituir un ahorro o renta vitalicia asegurada con los recursos aportados; los rendimientos generados hasta que se constituye la renta están exentos de tributar si se cobran en forma de renta vitalicia y cumplen el requisito de antigüedad de la primera prima abonada, que debía ser de diez años en el momento de empezar a cobrar la renta y que ahora se baja a cinco años. Los PIAS pueden hacerse líquidos antes perdiendo el incentivo fiscal.

Con ello se equipara en plazo los PIAS a los nuevos Planes de Ahorro 5 o Planes de Ahorro a Largo plazo, que es otra de las novedades de la reforma fiscal y que consisten en depósitos cuyos rendimientos tributan si se mantienen durante ese tiempo. La aportación máxima anual a estos Planes de Ahorro 5 es de 5.000 euros anuales. Hasta ahora, la aportación anual a un PIA tiene un límite de 8.000 euros anuales.

El ahorro previsión en España

España tiene una tasa histórica de esfuerzo de ahorro previsión (compra de seguros y fondos de pensiones) del 2,13% sobre renta disponible, muy por debajo de la que existe en otros países europeos como Francia (5,8%), Alemania (4,2%), Suecia (9,9%) o Países Bajos (10,7%), según datos de la patronal del seguro Unespa. Mientras que en Europa, el porcentaje de ahorro en planes de pensiones y seguros de vida es del 36%, en España es del 14%.

El patrimonio medio de los españoles en Planes de Pensiones individuales se situó en 2013 en 7.371 euros, un 13,1% más que en 2012, cuando se alcanzaron los 6.520 euros, según los datos del Observatorio Inverco. País Vasco es la región con la cifra más alta de patrimonio medio por partícipe en Planes de Pensiones, con 18.652 euros, seguida de Navarra y La Rioja, con 10.855 euros y 10.644 euros, respectivamente. El ahorro medio aumentó el año pasado en todas las comunidades autónomas, con incrementos significativos en Madrid, donde repuntó un 19,3% y en Ceuta, con un aumento del 25% en el patrimonio medio por partícipe.

Según el Observatorio Inverco, cuatro de cada diez familias españolas ahorra en Planes de Pensiones. En el caso de Madrid, Murcia, Aragón y La Rioja, más de la mitad de las familias son partícipes de algún Plan de Pensiones individual.

En España, existe un patrimonio total invertido en Planes de Pensiones individuales de 57.992 millones de euros, de los cuales, el 62,7% se encuentra concentrado en cuatro comunidades autónomas: Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana, que a su vez concentran el 63,4% de los partícipes (datos a diciembre de 2013). Además, en 2013 creció la inversión en pensiones respecto al PIB nacional al subir del 5,2% de 2012 al 5,7%. La Rioja, Aragón, Castilla y León y Madrid cuentan con el porcentaje más alto de inversión en Planes de Pensiones en comparación con su PIB regional.