Cómics contra la islamofobia

Un grupo de estudiantes del IES Alquerías que participa en uno de los talleres./Guillermo Carrión
Un grupo de estudiantes del IES Alquerías que participa en uno de los talleres. / Guillermo Carrión

Seis institutos de la Región participan en talleres contra los estereotipos para propiciar la inclusión

MARÍA AGUILARMURCIA

El incremento de los atentados terroristas ha generado en los últimos años en una parte de la sociedad ciertas situaciones de miedo e incluso de rechazo hacia la comunidad musulmana. Luchar contra este tipo de prejuicios fruto del temor y el desconocimiento es el objetivo del proyecto 'Kif-Kif: Cómics por la inclusión', de la Fundación Alfanar. Esta iniciativa es posible en la Región de Murcia gracias a la colaboración del Campus Mare Nostrum de la Universidad de Murcia y la asociación Murcia Acoge, cuyos voluntarios colaboran impartiendo los talleres.

Esta acción surgió a raíz del cómic 'Las afueras', resultado de veinte sesiones de trabajo con los estudiantes de tercer curso de la ESO del IES María Campain de Cornellà de Llobregat (Barcelona). El objetivo final de este cómic es la lucha contra la islamofobia y los estereotipos en los entornos más habituales de la vida diaria, como en el centro de estudios.

Gracias a la colaboración entre la Universidad de Murcia y la Fundación Alfanar, la Región de Murcia está siendo la primera comunidad autónoma en la que se desarrolla la segunda fase de este proyecto, que abarcará a 40 institutos y más de mil estudiantes en Cataluña, Ceuta, Madrid, Murcia y País Vasco. En seis centros de la Región se lleva a cabo esta actividad dividida en cinco talleres enfocados para alumnos de tercero y cuarto de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Cada sesión trabaja distintas temáticas, como la islamofobia de género, miedo y violencia o identidades múltiples.

El proyecto se desarrolla gracias al acuerdo entre la Fundación Alfanar, la UMU y Murcia Acoge El objetivo final es la lucha contra la discriminación en el centro de estudios y otros entornos cotidianos

Durante el tiempo que dura el taller, los alumnos realizan distintas actividades que les llevan a reflexionar sobre los valores de la tolerancia y el respeto, sea cual sea la procedencia o la religión. Estas actividades se están llevando a cabo especialmente en institutos con una gran diversidad cultural y, según los encargados de los talleres, la acogida y participación por parte de los alumnos está siendo muy positiva. La reacción de los jóvenes ante situaciones que juzgan injustas o discriminatorias suele surgir de froma automática durante el transcurso de estas sesiones.

«El 'feedback' que nos llega desde los profesores y los propios estudiantes es que están muy contentos con los resultados, y nosotros también lo estamos por el impacto que se está obteniendo en contra de la islamofobia», asegura Pedro Rojo, director de la fundación Alfanar. Rojo acudió a la primera sesión de estos talleres en la Región, en el IES Alquerías, para observar y participar en las actividades. «Es un instituto muy interesante por su diversidad y enseguida se generó un debate muy activo que las encargadas del taller supieron conducir muy bien», comenta el director de Alfanar.

Uno de los grandes retos en las aulas ante situaciones discriminatorias es la gestión de estos conflictos por parte de los docentes. «Los profesores reconocen que muchas veces no saben cómo reaccionar, que no tienen los recursos para lidiar con situaciones tremendamente difíciles que a veces se plantean», asegura Pedro Rojo.

Para trabajar en esta línea el director de Alfanar asegura que es necesaria una formación correcta de los docentes. «Vemos que hay una buena acogida por parte de la sociedad civil y de los profesores, por eso nos gustaría poder continuar trabajando a través de un acuerdo con la Consejería de Educación, para conseguir una buena formación del profesorado y darles un respaldo», explica el director Pedro Rojo.

Fotos

Vídeos