Resurge la polémica por el margen para descartar a los aspirantes a interventor

Asepucar y un colectivo nacional recurren las bases para cubrir, por libre designación, esa plaza y las de secretario del Pleno y director del Gobierno

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

Las bases de los concursos para proveer los puestos que exigen a los aspirantes la habilitación estatal han vuelto a generar polémica. El Ayuntamiento de Cartagena espera asignar de manera definitiva, en 2018, las plazas de interventor general, secretario general del Pleno y director de la Oficina de Gobierno Municipal. La convocatoria depende, no obstante, de la Comunidad Autónoma.

Un colectivo nacional de secretarios y la Asociación de Afectados por los Servicios Públicos de Cartagena (Asepucar) han presentado sendos recursos ante el Ayuntamiento, al rechazar que se use el procedimiento de libre designación. Asepucar argumenta que es «un sistema excepcional, sin que pese a ello en las bases de justifique en modo alguno su elección».

El equipo de gobierno de PSOE y MC, como ya hizo el del PP en la legislatura pasada, se ha reservado la posibilidad de dejar desierta la convocatoria, «pese a que los candidatos reúnan los requisitos exigidos, si no se apreciare su idoneidad para asumir la especial responsabilidad propia del puesto». La decisión tendrá que ser motivada, conforme a la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público. Fuentes del Ejecutivo local indicaron que los técnicos sostienen que hay que hay mantener la libre designación, mientras no se apruebe la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento.

Descalificado por «no idóneo»

Un destacado colaborador de Asepucar es el interventor del Ayuntamiento de Torre Pacheco Fernando Urruticoechea, conocido por su lucha contra la corrupción en toda España. Este funcionario pleiteó, sin éxito, contra el Consistorio de Cartagena, por el método de libre designación. El Gobierno de Pilar Barreiro lo descartó por «no idóneo», pese a cumplir los requisitos legales y ser el único candidato.

Después, cuando el nuevo equipo de gobierno de PSOE y MC lanzó una nueva convocatoria del puesto, Urruticoechea descartó presentarse como candidato, fundamentalmente porque se mantenía el sistema de libre designación. Esa convocatoria quedó, en este caso, desierta, porque no hubo ningún funcionario de toda España interesado en la plaza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos