La Verdad

Enrique Pinar.
Enrique Pinar. / JAVIER CARRIÓN / AGM

«Considero que la sabiduría nunca es la suma de conocimientos»

  • Enrique Pinar. Novelista y autor de 'Bajo el destello de la sabiduría'

Podría contar por miles sus lecturas durante los últimos años, lo que conduce, casi de forma inevitable, a confeccionar una obra propia. Y Enrique Pinar lo ha hecho, tras una nutrida investigación de la época en la que ambienta su primer libro, titulado 'Bajo el destello de la sabiduría'. En él construye un apasionante retablo cuajado de personajes históricos de aquella Granada del siglo XVI, entre los que destaca Hernando Colón, hijo del célebre descubridor. El libro aporta una visión entretenida y bien tejida sobre el devenir de una etapa histórica, con sus pesares y alegrías, sus misterios, amores y desamores, a través de una prosa amena y lograda. La presentación será esta tarde, en Expolibro, a partir de las 19.30 horas.

¿Por qué decidió usted escribir esta obra?

Buscando mejoras laborales -soy funcionario del Catastro-, decido graduarme en Ingeniería de Edificación en la UCAM. El proceso de investigación que supuso el TFG (no fue ninguna joya), despertó de manera más seria mi afición por escribir (antes había hecho alguna cosa). Continúo entonces investigando sobre otros temas hasta llegar a la figura de Hernando Colón, segundo hijo del descubridor, y esta persona despierta en mí la historia que narro, que no es más que una ficción enmarcada en 1513.

¿Qué personajes se encontrará el lector en sus páginas?

Aparecen personajes de reconocida existencia: Hernando Colón; Antonio de Arévalo, primer médico del hospital real; fray Diego Muñoz, guardián del primer convento franciscano de la ciudad; fray Hernando de Talavera, confesor y consejero de la reina, entre otros. Junto a estos, aparecen otros personajes de ficción, que bien pueden ser arquetipos de la época.

¿Cuál de ellos le gusta más?

Al vincularme tanto a sus vidas -unas más reales que otras-, terminan siendo como hijos. Creo que todos ellos acaban ocupando un lugar en mi mundo afectivo. No obstante, Carmela, con su inocencia, puede ser la que más me atraiga.

¿En qué se inspira antes de ponerse ante una página en blanco y comenzar a escribir?

En este caso, la historia se desencadena por la biblioteca que Hernando Colón tuvo en Sevilla: más de 15.000 volúmenes. Después, el detalle simplemente surge. La bibliografía para documentarme se suma a lo vivido y aprendido. Todo sirve en cualquier momento como inspiración.

¿Por qué eligió esa época y la ciudad de Granada?

Hernando Colón vivió en esa época. Estudiarlo es recordar necesariamente tanto a su padre Cristóbal como a los Reyes Católicos. Y estos están íntimamente unidos a esa ciudad. Además, Granada, su historia, geografía, etc... siempre fue cuna de inspiración.

¿Qué es para usted la sabiduría y por qué eligió ese título preciso para su libro?

Sé más bien lo que no es: la suma de conocimientos. Aún con muchos títulos académicos, se puede estar lejos de la sabiduría. Lo estamos viendo hoy, sobre todo en cierta clase social muy en candelero. Creo que la sabiduría te encuentra y se vive. Y no aclaro más sobre ella y el título para no desvelar el misterio de la novela.

¿Dónde puede el lector encontrar su obra?

Ha sido la editorial Amarante la que ha querido apostar por esta nueva novela, a la venta desde hoy en Expolibro, librerías de Diego Marín, además de poder conseguirla bajo pedido a través de la editorial o cualquier otra librería.

¿Lleva usted ahora algún otro proyecto entre manos?

Está muy avanzada otra historia, esta vez diferente y más contemporánea, además de ideas, creo que interesantes, que guardo en el bolsillo y que, si Dios quiere, algún día podrán ver la luz.