http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Parque Jurásico en Sierra Espuña

Supuesta huella de dinosaurio -situada bajo la pasarela sobre el barranco de Leyva- que da nombre al sendero. No es auténtica./
Supuesta huella de dinosaurio -situada bajo la pasarela sobre el barranco de Leyva- que da nombre al sendero. No es auténtica.
Sierra Espuña

La Senda del Dinosaurio es ideal para iniciar a los niños en el conocimiento de los valores naturales del parque regional

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Un sendero que se interna en el bosque, un puente colgante y la huella de un dinosaurio.

Estos elementos, con los que Steven Spielberg se bastaría para aterrorizarnos, son la columna vertebral de una excursión corta y bellísima que se puede convertir en mágica si la hacemos con niños -sobrinos pesados incluidos-.

Caminando por la Senda del Dinosaurio.
Caminando por la Senda del Dinosaurio.

La senda del dinosaurio recorre poco más de un kilómetro, a los pies del morrón de Alhama, por un sotobosque umbroso de coscoja, romero y pinos carrascos.

El camino, que parte desde el área recreativa de La Perdiz, en el corazón de Sierra Espuña, está perfectamente señalizado y salpicado de paneles explicativos que nos van proporcionando información sobre las características del terreno que pisamos, la vegetación y la fauna que nos rodea. Lo dicho: muy apropiado para hacerlo con niños.

Puente colgante sobre el río Espuña.
Puente colgante sobre el río Espuña.

El sendero nos lleva por rincones mágicos y nos da vistas al pico del Turullón, al valle del río Espuña y al morrón de Alhama. Pasamos junto a una mina de agua -ahora seca- que abastecía al sanatorio de tuberculosos y regaba unas terrazas de olivos, y enseguida llegamos al momento más divertido de la excursión: la pasarela sobre el barranco de Leyva, debajo de la cual está la supuesta huella de dinosaurio que da nombre al sendero -la huella no es auténtica: la leyenda se debe a la imaginación del ingeniero forestal que trazó el camino-.

La senda acaba un poco más allá de la pasarela, al llegar al Valle de Leyva -otro lugar increíble con sus propias leyendas-.

La excursión

Dónde:
Parque Regional de Sierra Espuña (área recreativa de La Perdiz).
Dificultad:
Baja.
Cómo llegar:
Desde Alhama, por la carretera de la sierra.
Cartografía:
Aledo (953-II), El Purgatorio (932 IV) en 1:25.000.
Cobertura de móvil:
Baja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos