Tosta de humus con mahonesa y salmón

Tosta de humus con mahonesa y salmón

Pachi Larrosa
PACHI LARROSA

La de cosas que podemos hacer en cocina, con facilidad y rapidez, con un simple bote de garbanzos cocidos. Una ensalada; un revuelto, salteando a fuego vivo los garbanzos en una sartén y luego cuajando los huevos; una crema, o un humus. Ya saben: esa especie de paté que es un plato tan popular en todo Oriente Próximo, incluidos Líbano, Palestina, Turquía, Grecia, Siria, Armenia, Chipre e Israel. Nosotros lo vamos a utilizar como uno de los ingredientes de unas tostas estupendas para el aperitivo. De base, usaremos unos crackers, unas láminas de pan de espelta, o nos lo montamos con pan de molde recortado, aplastado y horneado untado en un poco de aceite. Y el humus lo vamos a cambiar un poco. Lavamos y escurrimos los garbanzos. Los ponemos en el vaso de la batidora o túrmix, añadimos 1 dedo de aceite de oliva, un chorrito de agua, otro de zumo de limón y trituramos bien. Salpimentamos, añadimos una cucharadita de las de café raseada de pimentón, un pellizco de cominos, el tahín y batimos de nuevo. Una vez logrado un puré cremoso y espeso, le añadimos (aquí está lo distinto) 3 cucharadas soperas de mahonesa. De nuevo a triturar. Colocamos un buen montón de humus encina de cada tosta. Encima, una lámina arrugada de salmón. Distribuimos unas minialcaparras y hojitas de eneldo. Terminamos con un chorrito de aceite de oliva por encima del salmón para darle brillo y a cerrar los ojos de puro gusto.