Tomate pelado y hueva de maruca

Tomate pelado y hueva de maruca

Pachi Larrosa
PACHI LARROSA

Ingredientes

3 tomates grandes, rojos pero firmes.

Piparras.

80 gr de hueva de maruca.

Aceitunas negras sin hueso.

1-2 cebollas rojas, según tamaño.

Aceite de oliva.

Sal.

Pimienta negra.

Jengibre.

Solanum lycopersicum', tomate para los amigos. Es difícil imaginar la cocina española de hoy sin el tomate. Pues así era hasta que Cristobalito Colón, en la más rentable metedura de pata de la historia, descubrió América, pensando que eran las Indias. El colega. En 1492. Fi- nalmente no encontramos El Dorado, pero nos trajimos otro tesoro: el tomate, que allí se llama jitomate, que significa 'ombligo de agua gorda', y no me pregunten más. Pero en fin, vamos a lo nuestro. Lavamos bien los tomates, les quitamos el ombligo y con un cuchillo bien afilado los pelamos. Cortamos por la mitad, con el famoso ombligo hacia arriba y vamos sacando de cada mitad medias lunas de medio cm de espesor. Comerse un buen tomate sin piel es una auténtica gozada, pruébenlo. Bueno, laminamos las huevas como se suele hacer. Cortamos las aceitunas negras en rodajas finas, las colocamos sobre un papel de horno, ponemos otro papel encima y las metemos al horno, precalentado a 100 grados, durante 1 hora. Esto hará que se sequen. Hecho esto, utilizando un molinillo, las trituramos y hacemos un polvo de aceitunas. Pelamos la cebolla, la partimos por la mitad y vamos sacando plumas. Y solo nos queda montar la ensalada. Colocamos en la base una capa de rodajas parcialmente superpuestas. Encima, las láminas de huevas de maruca. Distribuimos las piparras y las plumas de cebolla roja y espolvoreamos el polvo de aceitunas. Rallamos un poco de jengibre y regamos con aceite de oliva. Finalmente salpimentamos y a comer.