El supuesto inductor del crimen de Llanes: «Solo quería darle un buen susto»

El supuesto inductor del crimen de Llanes: «Solo quería darle un buen susto»
ABC

Pedro Luis Nieva contrató supuestamente a dos sicarios argelinos para que mataran al concejal

LA VERDAD

El presunto inductor del asesinato del concejal de Llanes Javier Ardines González, Pedro Luis Nieva, ha contado a los agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil que lo detuvieron que «sólo quería darle un buen susto, no encargué que lo mataran». La víctima fue asesinada el pasado 16 de agosto en la localidad vizcaína de Amorebieta presuntamente por dos sicarios argelinos.

Nieva habría descubierto la relación sentimental que presuntamente mantenía su mujer con el concejal -o al menos él se imaginaba que esa relación existía-. Esta a su vez era prima de la esposa de Ardines. Por esta razón, Nieva habría contactado con su amigo Jesús, quien le habría sugerido que contratara a los dos presuntos asesinos a sueldo. De este modo, tanto Pedro Luis como su amigo Jesús se encuentran detenidos. Uno de los supuestos sicarios está cumpliendo condena en una cárcel suiza, por lo que se pedirá su extradición. El otro ya ha sido arrestado en Bilbao.

Los investigadores trabajan con la hipótesis del móvil sentimental desde hace meses, descartando así que el crimen fuera cometido por motivos políticos o a raíz de rencillas con vecinos. El esclarecimiento del crimen reveló la extraña violencia empleada y puso de manifiesto que los autores tenían que conocer muy bien tanto la zona y las vías de escape de asi como los hábitos de la víctima.

Nieva encajaba dentro del perfil trazado para el supuesto criminal: una persona cercana a la familia, conocedora de la zona y con un carácter violento al menos en el pasado. Anteriormente había trapicheado con las drogas. Además, vivía con su mujer (prima hermana de la mujer del concejal) en una casa próxima a la que compartía la víctima con su esposa. Tras el crimen, Nieva y su mujer dejaron de visitar la vivienda de la víctima, que frecuentaban hasta que tuvo lugar el asesinato. Este dato también llamó la atención de los investigadores.

El pasado 16 de agosto la víctima fue abordada en el camino de salida de su casa. Tres vallas de obra le impedían el paso asi que bajó del coche para retirarlas de la vía. Fue entonces cuando alguien le golpeó la cabeza con un objeto contundente. La víctima huyó pero, tras recorrer 70 metros, se desplomó. Entonces, fue estrangulado.

La Guardia Civil estaba segura de que fue un crimen planeado. De hecho, el día anterior el asesinado ya se había encontrado aquellas vallas bloqueando el paso. Del mismo modo, bajó del vehículo y las apartó. Esta especie de ensayo hace desconfiar de la versión del presunto inductor, que afirma que sólo quería darle un «escarmiento». Lo que no está claro es si este estaba presente en el momento del asesinato.

La UCO no ha hallado rastro alguno del vehículo de Nieva en las cámaras de seguridad de la zona ni su registro en ningún establecimiento de alquiler de coches aunque sí han detectado restos de su ADN en el cuerpo de Llanes. También se desconoce por cuánto dinero se perpetró el crimen o si se produciría el pago en especie.

Por el momento, Pedro se encuentra en el cuartel de Llanes y Jesús habría sido trasladado a Gijón. Por otra parte, el argelino está en otra cárcel de la provincia. En las próximas horas se registrarán dos vehículos y la vivienda del presunto inductor del crimen que se suman a otras viviendas relacionadas con los detenidos que ya han sido inspeccionadas.