Qué es lo que diferencia a la carabela portuguesa de una medusa normal y por qué es tan letal

Qué es lo que diferencia a la carabela portuguesa de una medusa normal y por qué es tan letal

La 'Physalia physalis' ha aparecido en aguas del litoral peninsular, Formentera y Palma de Mallorca

LA VERDAD

La carabela portuguesa, una bolsa violácea con tentáculos urticantes de hasta varios metros de longitud, está teniendo cada vez más presencia en el Mar Mediterráneo al ser arrastrada por las corrientes. Sin embargo, aunque la 'Physalia physalis' pertenece al grupo biológico 'Cnidaria', no se trata de una medusa común, sino de un sinóforo que proyecta un veneno que puede ser incluso letal.

Así, la directora del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife y bióloga marina, Fátima Hernández, explica en una entrevista a Efe cómo la carabela portuguesa no tiene la capacidad de nadar, sino que se deja arrastrar por las corrientes marinas. Además, la 'Physalia physalis' tiene la forma de una especie de bolsa con gas en su interior. Esta característica vejiga es lo que ayuda al sinóforo a flotar y a que sea visible por encima de la superficie del mar, siendo arrastrado continuamente por el viento y las corrientes hasta que llegan a las costas.

Sin embargo, cuando aparece una de estas carabelas portuguesas no se trata de un hecho aislado, pues estos sinóforos se reúnen en colonias bien organizadas y especializadas en reproducción, alimentación o defensa.

Finalmente, este sinóforo, que ha aparecido en varias partes del litoral peninsular, en Formentera y en Palma de Mallorca, es un organismo muy peligroso debido al veneno que llevan en sus filamentos urticantes que, a las personas más sensibles, pueden incluso causarles la muerte. Así, si la carabela portuguesa es vista en las costas no deben tocarse bajo ningún concepto, aún sabiendo que ya ha muerto, pues estas toxinas tienen actividad incluso pasadas 48 horas después.