Detenido en Alicante el cerebro de la mayor estafa alimentaria de Europa

Momento de la detención del empresario holandés Johannes Fasen./Guardia Civil
Momento de la detención del empresario holandés Johannes Fasen. / Guardia Civil

Se trata del empresario holandés Fasen involucrado en el 'Horsegate', la venta masiva de carne de caballo haciéndola pasar por vacuno

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Guardia Civil ha detenido en la localidad alicantina de Calpe al empresario holandés y magnate de la carne equina Johannes Fasen, a requerimiento de las autoridades francesas, acusado de ser el cerebro y líder de la mayor estafa alimentaria de Europa, conocida como el 'Horsegate, el escándalo de la carne de caballo que se hacía pasar por vacuno. Francia reclama a Fasen para que cumpla los 22 de meses de prisión que le quedan tras ser condenado este año por el macrofraude alimentario. El empresario, que vivía con un altísimo nivel de vida en Alicante, fue arrestado hace una semana, aunque el Ministerio del Interior solo ha informado de su arresto este miércoles, una vez iniciados los trámites de entrega al país vecino.

En el año 2013 saltó el escándalo al descubrirse que una importante cárnica francesa,la sociedad transformadora de carne Spanghero, que tenía su sede en Castelnaudary, en el sureste de Francia, había vendido cientos de toneladas de carne de caballo haciéndola pasar por ternera y con la que se fabricaban platos precocinados como lasañas, musakas o chili.

El pasado enero fueron enjuiciados en Francia dos de los directivos de Spanghero, Jacques Poujol, exdirector general, y Patrice Monguillon, que dirigía la fábrica y el propio Johannes Fasen y el también holandés Hendricus Windmeijer, ya condenados en su país por fraude.

Tentáculos

La trama, descubierta inicialmente en Reino Unido, extendía sus tentáculos en más de una docena de países, donde algunas reconocidas marcas de comida precocinada habrían utilizado esta carne en la elaboración de millones de platos.

Fasen ya había sido detenido por la Guardia Civil en el marco de la operación Gazel desarrollada en julio de 2017, encontrándose, hasta el momento de la actual detención, en libertad provisional a la espera de juicio.

Gazel

La operación Gazel, desarrollada por la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil en julio de 2017, se llevó a cabo contra la organización criminal liderada por el ahora detenido y se centraba en la venta de carne de caballo no apta para el consumo humano al no estar sometida a los controles preceptivos que deben pasar este tipo de productos.

Aquella investigación tuvo su origen en el matadero del pueblo leonés de Toreno, donde el ahora detenido se había trasladado para seguir su actividad fraudulenta. La pista leonesa desembocó en una de las mayores operaciones jamás realizada por Europol con ramificaciones en Francia, Holanda, Rumanía, Portugal, Bélgica e Italia.

Burros en lugar de caballos

La desarticulación de esta Organización se saldó con la detención de 65 personas entre propietarios de mataderos, veterinarios y ganaderos, además del líder de la trama, el ahora detenido por reclamación de las autoridades francesas.

Los hechos por los que fue detenido en España en el marco de la Operación Gazel son similares a los que le han hecho ser condenado en Francia por el Tribunal de Grande Instance de Paris. Fasen, en este proceso, solo ha sido condenado a 22 meses porque únicamente fue condenado por falsificación documental, ya que alteraba los papeles de los caballos, sacrificando razas no aptas para el consumo (animales que habían llegado al final de su vida útil o que no podían ser mantenidos) o incluso burros. Las acusaciones que se enfrentará en España serán mucho más graves

Ante la posibilidad de que Fasen pudiese evadirse de la acción de la justicia, dados los ilimitados recursos de los que dispone, las autoridades francesas, a través de los cauces habituales de colaboración, solicitaron de la Guardia Civil su detención, iniciándose una investigación para la localización del reclamado, produciéndose la misma en la localidad alicantina de Calpe el pasado 23 de julio.

La operación ha sido realizada por el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de forma conjunta con el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil.

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional.