¿Qué complicaciones puede producir la flebitis?

¿Qué complicaciones puede producir la flebitis?

¿Qué complicaciones puede producir la flebitis? Soy hipertensa y diabética, tengo 60 años y sufro mucho por este problema. ¿Cuál es el pronóstico de esta enfermedad y qué puedo hacer para mejorarlo?

DR. FIDEL FERNÁNDEZ QUESADA

El término flebitis, muy usado hace años en medicina, está cada vez más en desuso por su poca especificidad, aunque sigue siendo muy empleado de forma popular.

De forma estricta, la flebitis corresponde a un proceso inflamatorio de la pared de la vena (no trombótico). Es menos frecuente que la trombosis y suele con venas superficiales, habitualmente es producido por algún proceso que lesiona el endotelio de la vena (su capa interna), como por ejemplo, la canalización de las venas para suero terapia, antibioterapia, quimioterapia... A veces también puede deberse a una afectación infecciosa, normalmente también tras una venopunción o una vía intravenosa.

Pero este término suele ser usado para referirse a la trombosis venosa, que es la ocupación de la vena por un material trombótico que llena la luz y dificulta el paso de sangre. Puede afectar a las venas superficiales sanas, a las venas varicosas o a las venas del sistema venoso profundo.

La trombosis venosa superficial es un cuadro que en principio tiene menos trascendencia que la afectación de grandes troncos profundos. Suele presentarse como un cordón rojo, doloroso y a veces visible en la piel que se torna eritematosa (enrojecida). Puede progresar, y en algunos casos afectar, al sistema venoso profundo. El tratamiento consiste en antiinflamatorios, analgésicos, vendaje... Y suele pautarse heparina local. En algunos casos se puede asociar a enfermedades inflamatorias, neoplásicas... Y en algunos casos hay que descartar estas asociaciones.

La varicotrombosis es similar, pero afecta a venas que previamente eran varicosas. El tratamiento es el mismo, pero lo más indicado es, pasado el momento agudo, corregir las varices.

Mientras que la trombosis venosa profunda es el cuadro más importante, se forma un trombo en la luz de la vena, en algunos casos puede desprenderse y llegar al pulmón (embolia pulmonar). Suele asociarse a inmovilidad (esguinces, fracturas, pacientes en postoperatorio, neoplasias, terapias con esteroides...). El tratamiento es la profilaxis (evitar el reposo en lo posible, movilización precoz...). Se tratan con anticoagulación y, en algunos casos hay que descartar una trombofilia (alteraciones genéticas de la coagulación), una enfermedad sistémica u oncológica.

La diabetes y la hipertensión tienen más repercusión en la patología de las arterias que en la de las venas.

¿Cómo hacer prevención? Hay que hacer una dieta rica en fibra y residuos; perder peso si sobra; practicar ejercicio físico diario, frecuente y moderado; evitar reposo absoluto y realizar movilización frecuente y precoz en lo posible. Los masajes y las cremas activadoras de la circulación son beneficiosas. En algunos casos en necesario el uso de heparina.

Lo más conveniente es que consulte con su cirujano vascular, con una buena historia clínica, exploración física y estudio ecográfico podrá orientarle en su patología y aconsejarle para el mejor tratamiento y prevención en su caso.