Torra se marcha de vacaciones con una llamada a la unidad y avisando de un nuevo 1-O

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (en el centro)./EFE
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (en el centro). / EFE

Tras las desavenencias de los últimos días entre la ANC y dos exconsejeros de Esquerra, el Govern evitó la polémica y dijo que la Diada no es de los partidos sino de la gente

CRISTIAN REINOBarcelona

La Generalitat de Cataluña cerró este jueves por vacaciones y no volverá a reunir a su consejo ejecutivo hasta el 27 de agosto. El presidente del Gobierno catalán se marchó de veraneo con una llamada a la unidad, ante las dos citas que tiene el independentismo después de la época estival: la manifestación de la Diada y la respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 'procés'.

Tras las desavenencias de los últimos días entre la ANC y dos exconsejeros de Esquerra, el Govern evitó la polémica y dijo que la Diada no es de los partidos sino de la gente. Y además, el Ejecutivo anunció que tendrá una «amplia representación», Pere Aragonés (de ERC), incluido. En un artículo en el 'Punt-Avui', el presidente de la Generalitat apeló a los diferentes sectores del independentismo a dejar de lado las disputas de cara a la sentencia contra los líderes del 'procés'. Torra no está dispuesto a aceptar un fallo condenatorio e insiste en que la respuesta a la sentencia será volver a ejercer el derecho de autodeterminación. «Si nos impiden autodeterminarnos, lo volveremos a hacer», remató Torra.

El Gobierno catalán bajó ayer la persiana con mejores perspectivas que hace un año. Y es que, a la vuelta de vacaciones, el Ejecutivo catalán se ha conjurado para poder aprobar los Presupuestos del año que viene, para los que podría contar con los comunes o con el PSC, dos partidos que hasta ahora le negaban el pan y la sal. El Govern acabó la temporada con el anuncio de que tiene intención de poner en marcha un salario mínimo para Cataluña diferenciado del estatal.