El fabricante japonés Yanmar se hace con el 70% del capital de Himoinsa

Línea de producción de la firma Himoinsa perteneciente a su factoría ubicada en San Javier.  /
Línea de producción de la firma Himoinsa perteneciente a su factoría ubicada en San Javier.

La empresa española de grupos electrógenos y la firma nipona se unen para «crecer juntas en el mercado global de sistemas de energía»

GUILLERMO HERMIDA

Himoinsa, la empresa fabricante de grupos electrógenos cuya sede central se encuentra en San Javier, ha firmado un acuerdo empresarial con el fabricante de motores japonés Yanmar, por el que éste se convierte en el accionista principal de la compañía, controlando el 70% de los títulos de Himoinsa. El acuerdo, del que no ha trascendido el importe abonado por la compañía nipona, «no supondrá ningún cambio en la denominación social o marca de la empresa, ni en la actividad de la compañía, ni en las condiciones de los empleados», señalaron fuentes de Himoinsa. La firma cuenta en la actualidad con casi un millar de empleados en sus ocho centros de producción, de los que tres -Abarán y Pozo Aledo, además de San Javier- están ubicados en la Región y emplean a unos 300 trabajadores.

centros productivos son los que mantiene en la actualidad activos Himoinsa, ubicados en San Javier, su pedanía de Pozo Aledo y Abarán, además de en China, India, Francia, Brasil, Estados Unidos y Argentina.

filiales comerciales de Himoinsa, ubicadas en Singapur, Dubai, Polonia, Alemania, Reino Unido, Portugal, Angola, México, Panamá y Argentina y una red de distribución en 130 países.

empleados es la fuerza laboral de Yanmar, que cuenta con 60 sucursales y desarrolla su negocio en 190 países.

Los únicos cambios tendrán lugar a nivel del consejo de administración, ya que aunque Francisco Gracia García seguirá al frente de Himoinsa como presidente, al menos dos sillones quedarán a disposición del gigante japonés. Fuentes de la compañía española -fundada en 1982 y con presencia productiva en China, India, Francia, Estados Unidos, Argentina y Brasil y distribución en 130 países-, explicaron que las conversaciones para formalizar la operación se remontan a hace más de un año, aunque Yanmar es proveedor de motores para los generadores de Himoinsa desde 2006.

La decisión de aliarse con Yanmar se ha tomado para «seguir creciendo», aseguran las mismas fuentes. Himoinsa, que facturó el pasado año unos 300 millones de euros, era una 'novia' cotizada en el sector de la generación de energía, pero finalmente ha optado por Yanmar «porque es un socio fiel al crecimiento» y porque añade a Himoinsa el control de todo su proceso de fabricación de grupos generadores de energía. La firma aclaró que seguirá trabajando con otros proveedores de motores -como la también japonesa Mitsubishi-, ya que el acuerdo no supone ningún tipo de exclusividad.

La firma radicada en San Javier asegura que el comité de empresa ha estado informado puntualmente del devenir de las conversaciones que han desembocado en la adquisición del 70% de su capital por Yanmar, una multinacional que espera con la operación aumentar en hasta un 60% sus ventas. «El objetivo es que tanto Himoinsa como Yanmar obtengan una ventaja», señalaba el presidente de la primera, Francisco Gracia, quien añadió que gracias al acuerdo «nuestra red de distribución saldrá beneficiada».

Control de la producción

Himoinsa potencia además su condición de 'fabricante vertical' y su control sobre todo el proceso de producción de su portafolio de productos. La compañía fabrica sus propios alternadores, centrales eléctricas y carrocerías, y -al unirse a Yanmar- incorpora a su línea de negocio el componente motor.

Himoinsa ha llevado a cabo proyectos de soluciones energéticas en todo el mundo, destacando los del aeropuerto de Xigaze Peace en pleno Tíbet -ubicado a 4.500 metros de altitud y con temperaturas de hasta -20º- o el túnel del Gotardo bajo los Alpes suizos, el ferroviario más largo del mundo, con 57 kilómetros de longitud. También suministró equipos para la construcción del metro de la capital panameña y ha levantado plantas energéticas en lugares tan dispares como Angola o Gibraltar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos