Reclaman al SMS que investigue si hubo «filtraciones» en el examen de Enfermería

Opositores de Enfermería, esperando para entrar a una de las aulas./ eduardo botella / agm
Opositores de Enfermería, esperando para entrar a una de las aulas. / eduardo botella / agm

Apenas nueve de los 7.472 opositores han pasado del 5, y solo hay dos notables, obtenidos por sendos profesionales del mismo servicio

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha empezado a recibir reclamaciones de enfermeros que solicitan una investigación para aclarar «si ha existido alguna filtración de las preguntas» del examen del pasado día 12. De los 7.472 opositores que se presentaron a la prueba de la oferta pública de empleo (OPE), apenas nueve han sacado notas superiores al cinco. Las calificaciones más altas (un 7,6 y un 7,5) se corresponden con dos profesionales del mismo servicio del Hospital Rafael Méndez. La tercera mejor nota se sitúa ya a distancia (5,8). La escabechina del polémico examen fue tal que la puntuación media del 10% de opositores mejor calificados es de 3,8. De acuerdo a la fórmula establecida en los pliegos de la oposición, la nota de corte a partir de la cual se podrá aspirar a plaza se sitúa en el 1,9.

Ante estos resultados, algunos enfermeros piden que se investiguen posibles filtraciones. Uno de estos opositores solicita, en un recurso interpuesto ante el SMS, que se aclare si «existe connivencia del tribunal con las aspirantes que han obtenido la mayor calificación, pudiendo ilegitimar la composición de dicho tribunal». De momento, el SMS asegura tener constancia solo de una reclamación de este tipo, pero Comisiones Obreras advierte de que habrá muchas más. «Hemos recibido más de cien llamadas de profesionales que piden que se investigue este tema», asegura Javier Lanza, secretario de la Federación de Sanidad de este sindicato. Tanto CC OO como SATSE, donde también se están recibiendo muchas quejas en la misma dirección, se muestran prudentes. Sin prejuzgar los hechos, Javier Lanza cree que «debería abrirse una investigación». Tras conocerse que las dos primeras notas, situadas muy por encima del resto, se corresponden con dos opositores de la misma área hospitalaria, las redes sociales se han convertido en un hervidero. Las exigencias de investigación se mezclan con todo tipo de bulos no contrastados.

En cifras

3,8
Es la nota media obtenida por los 747 opositores (el 10% del total) mejor calificados.
7,6
Es la nota más alta alcanzada. La segunda mayor calificación es un 7,5.
4.915
opositores podrán aspirar a plaza. Esto se debe a la fórmula utilizada para calcular la nota de corte, que se ha situado en un 1,9.

Fuentes del SMS señalan que las posibles reclamaciones que se presenten sobre este asunto serán remitidas al tribunal de la OPE y al servicio jurídico, «que emitirá un informe al respecto».

«La mala imagen generada es injusta, porque tenemos a unos profesionales que se sitúan entre los mejor formados del país», señala Comisiones Obreras

Pero a las recursos por esta cuestión se sumará una lluvia de impugnaciones por preguntas consideradas ambiguas, mal redactadas o directamente incorrectas. Solo en CC OO han detectado 24 preguntas impugnables. Si finalmente el tribunal admitiese los recursos y las eliminase del cuestionario, las notas definitivas podrían variar sensiblemente con respecto a las publicadas, todavía provisionales.

De momento, a los servicios centrales del SMS han llegado ya 14 reclamaciones por diferentes motivos, explican fuentes de este departamento.

«Resultados escandalosos»

Los resultados de la OPE reflejan una escabechina nunca vista antes en unas oposiciones, ni en la Región ni en ninguna otra comunidad. De los 7.472 opositores examinados, solo nueve pasan del 5. «Es algo escandaloso», resume Luis Esparcia, secretario de Acción Sindical de SATSE. «Es claramente un fallo del tribunal a la hora de plantear el examen», añade Javier Lanza, de CC OO. «Genera una mala imagen de la enfermería que es injusta porque no se corresponde con la realidad -continúa Lanza-; la población debe saber que tenemos a unos excelentes profesionales, de los mejor formados de España».

Los sindicatos han detectado 24 preguntas impugnables por su ambigüedad o errores, de las 125 de la prueba

En cualquier caso, y pese a las malas notas, 4.915 opositores (el 65% del total) han pasado la note de corte, lo que les permite aspirar a plaza y sumar puntos para la bolsa de trabajo. Esto es así gracias la fórmula utilizada: primero se ha obtenido la nota media de los 742 aspirantes mejor calificados, un 3,8. A partir de ahí, han pasado a la siguiente fase de la oposición, la correspondiente a la baremación de méritos, todos aquellos que, como mínimo, han conseguido un 50% de esa nota. Es decir, quienes se han quedado por encima del 1,9.

Pero el hecho de que esta fórmula haya suavizado en la práctica el efecto de la dureza del examen no ha calmado a centenares de enfermeros, que siguen indignados por una prueba que consideran injusta con quienes llevan, en algunos casos, incluso más de una década trabajando para el sistema público como interinos. En las redes sociales no han faltado calificativos: «cruel», «vergonzoso», «una chapuza», «una masacre», «un disparate», «una tomadura de pelo», «un insulto», «una estafa», «un sinsentido» o «un ejercicio de sadismo».

Críticas unánimes

La polémica no ha dejado de arreciar desde el domingo 12 de mayo, cuando los 7.472 opositores que optan a alguna de las 1.235 plazas en juego salieron del examen sin dar crédito al cuestionario al que habían tenido que enfrentarse. Las críticas han sido unánimes desde los sindicatos. El Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS), Satse y UGT mostraron la semana pasada, en un comunicado conjunto, su «más profundo malestar por el examen, en nombre de miles de participantes en el mismo». Las tres organizaciones calificaron el test de «kafkiano, incoherente, difuso, fuera de lugar y falto de sentido común». Constituye, denunciaron, «un atropello y falta de respeto a los profesionales que durante años han servido al sistema público de salud, con altísima profesionalidad, demostrando su buen hacer y sus capacidades asistenciales y docentes».

El Servicio Murciano de Salud, por su parte, ha defendido desde el primer momento la independencia del tribunal. El director gerente del SMS, Asensio López, señaló la semana pasada que, aunque la OPE haya sido dura, «se ha hecho en igualdad de condiciones para todos». La prueba se realizó a partir de 250 preguntas elaboradas por los miembros del tribunal de manera independiente, de las que se seleccionaron 125 de manera aleatoria mediante un programa informático, explicó el SMS.