El presidente da las gracias en público a Abascal y Cs evita alardear del acuerdo

Santigo Abascal, junto a Iván Espinosa de los Monteros y Luis Gestoso, en una imagen de archivo. /EFE
Santigo Abascal, junto a Iván Espinosa de los Monteros y Luis Gestoso, en una imagen de archivo. / EFE

El PSOE lamenta que la Región queda en manos «de la ultraderecha» y Podemos insiste en la amenaza hacia el colectivo LGTBI

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Fernando López Miras respiró ayer tranquilo por primera vez desde antes de las elecciones del 26-M. El 'sí' de Vox le asegura la continuidad en el palacio de San Esteban y le permitirá convertirse en el primer presidente de la historia de la Región que no ha sido el candidato más votado en las urnas.

Por eso, tras cerrarse el acuerdo de investidura con Vox, López Miras estaba contento. Así que cuando abrió Twitter y vio el tuit de Santiago Abascal en el que elogiaba «el entendimiento razonable entre diferentes» y felicitaba a Luis Gestoso no dudó en contestarle: «Reconozco la generosidad de Vox en la negociación, su altura de miras y su voluntad de diálogo y acuerdo, poniendo en valor lo que nos une más que lo que nos separa. Mi compromiso con Vox hará que la Región siga avanzando y progresando en libertad», escribió el aspirante a la presidencia, lo que le valió reproches y elogios de los usuarios.

La felicidad de Fernando López Miras era similar a la que sentía el presidente nacional del PP, Pablo Casado. «Murcia tendrá un Gobierno eficaz, reformista y liberal para mejorar la vida de los murcianos», señaló en Twitter el joven líder popular, al que el reparto del poder territorial ha dado aire tras su batacazo histórico de las elecciones generales del 28 de abril. «Juntos seguiremos haciendo mejor Región y más España», le interpeló el presidente en funciones murciano.

El líder nacional de Vox resalta «el entendimiento entre diferentes» para desbloquear la investidura

El aperitivo de Madrid

En Génova esperan que el entendimiento entre Partido Popular, Ciudadanos y Vox en la Región sea el aperitivo de otro acuerdo parecido para la Comunidad de Madrid. En eso confía la candidata madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que considera que el desbloqueo de la investidura de Fernando López Miras es «un paso adelante» para que ella misma pueda estar dentro de unas semanas en el despacho presidencial de la Puerta del Sol. Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, afirmó que el de ayer era «un buen día para Murcia y esperemos que sea el preludio de otro buen día para Madrid». El ciezano destaca que el consenso alcanzado en la Región «recoge reivindicaciones comunes y compartidas por los tres partidos». García Egea, que negoció los acuerdos para la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Madrid, se quedó al margen de la última fase de las conversaciones porque Santiago Abascal lo descartó como interlocutor.

Rivera, en silencio

El entusiasmo del PP contrasta con la discreción en Ciudadanos, que busca no airear demasiado sus coqueteos con Vox. Albert Rivera fue el único de los líderes nacionales de los tres partidos que no se pronunció. Sí habló la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que celebró que Vox «rectifique». También el secretario general, José Manuel Villegas, agradeció a los de Abascal que hayan sido «partícipes del desbloqueo». La portavoz en la Región y futura vicepresidenta de la Comunidad, Isabel Franco, insistió en que los que han llegado a un acuerdo son Vox y PP, limitando el papel de Ciudadanos a velar para que las medidas consensuadas fueran compatibles con el pacto programático que la formación naranja alcanzó con los populares. No obstante, Franco reivindicó el papel de su grupo para el éxito final de las negociaciones, pues fue Cs el que convocó la mesa a tres que ha posibilitado la propuesta final. «Se ha impuesto la responsabilidad», afirmó la portavoz.

Casado, que coge aire tras el 28-A, celebra que los murcianos vayan a tener un Gobierno «eficaz»

Desolación en la izquierda

No por esperado deja de ser doloroso para la izquierda el pacto alcanzado en la Región. Más para Diego Conesa, que ve cómo la primera victoria socialista en unas elecciones autonómicas en 28 años no le sirve para llegar al Ejecutivo. El secretario general del PSRM adelantó su línea de oposición en los próximos años, que será la de afear permanentemente a PP y Cs su alianza con Vox. «El partido de ultraderecha va a ser el auténtico motor de las políticas regionales», avanzó Conesa, que declaró que el PSRM estará al lado de aquellos colectivos que se sientan amenazados por los socios del futuro Gobierno. «No os dejaremos solos», subrayó el líder socialista, que lamentó que Ciudadanos renuncie «al cambio, a la regeneración, a la estabilidad política, a la dignidad y a sus principios» al no querer pactar con el PSOE, con el que suma mayoría absoluta en la Asamblea.

«No os dejaremos solos», anuncia Diego Conesa a los colectivos que se puedan ver perjudicados

El responsable de Podemos, Óscar Urralburu, advierte de que «Santiago Abascal va a mandar en la Región». Alerta también de que, aunque la revisión de la ley regional se haya caído finalmente del documento consensuado, los derechos del colectivo LGTBI están en peligro. Y es que un tuit de Vox en la tarde de ayer anunciaba que, aunque PP y Cs no lo aceptaran ahora, el partido seguiría «peleando» para derogar la normativa LGTBI.