Más plazas de la Policía Local en Murcia, Cartagena y Lorca

Agentes de la Policía Local de Murcia en una foto de archivo./Alfonso Durán / AGM
Agentes de la Policía Local de Murcia en una foto de archivo. / Alfonso Durán / AGM

Los sindicatos denuncian que la escasez de efectivos obliga a los agentes a soportar cargas de trabajo inasumibles

A. G. / J. A. G. / I. R.MURCIA

La plantilla de la Policía Local de Murcia tiene en la actualidad 502 agentes. Desde el Ayuntamiento admiten que es un número escaso y que se necesita un refuerzo. De hecho, uno de los compromisos que contrajo el alcalde José Ballesta durante la última campaña electoral fue acabar la presente legislatura con 700 policías locales, hito que pretende lograr en 2023.

Entretanto, los sindicatos SIME, CC OO, Somos, CSIF y UGT denuncian que la escasez de efectivos está obligando a que los trabajadores soporten una carga laboral superior a la que pueden aguantar. Para paliar la situación, desde el Consistorio impulsaron dos procesos de oposición que permitirán la entrada de 136 nuevos policías. En la primera convocatoria, dotada con 56 plazas, se está realizando la tercera y última prueba. Cuando concluyan los exámenes, los aprobados tendrán que pasar el periodo de formación en la academia y completar las prácticas. En total, transcurrirán seis meses hasta que se incorporen.

Fallos en la planificación

La plantilla de la Policía Local de Cartagena arrastra un déficit cercano a los 120 agentes, lo que supone en torno a un tercio del total, debido a los recortes de presupuesto durante la crisis, al periodo de intervencíón del Ayuntamiento por parte del Ministerio de Hacienda y a fallos en la planificación y la realización de oposiciones.

El nuevo equipo de gobierno tiene previsto incorporar en el primer semestre del próximo año a 50 efectivos, que este otoño empezarán el periodo de formación, pero las vacantes seguirán lastrando al cuerpo municipal. La nueva normativa sobre jubilaciones anticipadas ha ido mermando el número de agentes desde principios de año y seguirá haciéndolo en los próximos. El motivo es que hay un elevado número de funcionarios que cumplirán a corto y medio plazo los requisitos para retirarse: tener cumplidos los 59 años y que haber completado 37 años de servicio.

Los cálculos del Consistorio son que en este 2019 salgan al menos 36 policías. Para mejorar esta coyuntura, que entre otras cosas ha disparado el gasto en horas extraordinarias, el ejecutivo que lidera Ana Belén Castejón pretende convocar nuevas oposiciones a lo largo de sus cuatro años de mandato.

Por su parte, la Policía Local de Lorca también está pagando las consecuencias de la falta de convocatorias públicas para incorporar nuevos efectivos en los últimos años derivada de la crisis y de las jubilaciones anticipadas.

La plantilla ha sufrido una merma gradual en la última década. Está formada por 127 agentes, una cifra que «no está mal» aunque «la intención es mejorar» para alcanzar las 140 plazas, reconoce el Jefe de la Policía Local, Juan Antonio Sansegundo. La oferta de empleo del Consistorio lorquino para el próximo año ya contempla la creación de 10 nuevas plazas libres y de movilidad para reforzar el número de agentes.