Un menor denuncia a su padre por obligarlo a tener relaciones con una amiga suya

Los hechos se produjeron en 2017, cuando el niño, de catorce años, vio a su progenitor mirando una película pornográfica

JUAN RUIZ PALACIOS y JOSÉ LUIS PIÑERO

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Mula procedió ayer a la lectura del auto de procesamiento a un hombre a quien su hijo acusa de haberlo obligado a mantener relaciones sexuales con una amiga, y a esta misma, por haberse prestado supuestamente a ello.

Los hechos se produjeron el 11 de agosto de 2017, cuando el menor, que tenía entonces catorce años y cuyos progenitores estaban separados, se encontraba pasando unos días en casa de su padre. Siempre según la denuncia, el niño se levantó de madrugada para ir al baño y se encontró a su padre viendo una película pornográfica en el salón. En ese momento, el hombre, supuestamente, le dijo a su hijo que si quería que le hicieran una felación. El menor se negó, pero el padre llamó a una amiga suya, que se prestó para ir a la vivienda. Curiosamente, esta mujer era conocida en la familia, ya que se encargaba entonces de cuidar a la abuela del niño. Según la acusación, cuando la mujer llegó a la casa le hizo sexo oral al adolescente y, posteriormente, mantuvo relaciones sexuales con él. Después, ella habría acabado haciendo el amor con el hombre. El menor decidió denunciar la situación a la que se vio sometido, en contra de su voluntad.

El abogado de la acusación, José Ángel Alfonso, considera que «los hechos son graves, ya que conllevan el agravante de parentesco en el caso del padre». El letrado explica que, además, «son hechos graves no solo porque el Código Penal lo estipule, sino para el razonamiento y el desarrollo de un menor que ve cómo un padre, la persona a la que admira, que te ha criado y educado, quiebra esa confianza y es capaz de someter a su hijo a mantener una relación sexual contra su voluntad». El letrado mantiene que su cliente fue amenazado y coaccionado.