La empresa de reciclaje de neumáticos de Ceutí deberá pagar los 50.000 euros de sanción

Los bomberos trabajan en uno de los incendios sufridos por las instalaciones, en abril de 2015./Javier Carrión / AGM
Los bomberos trabajan en uno de los incendios sufridos por las instalaciones, en abril de 2015. / Javier Carrión / AGM

El TSJ rechaza el recurso interpuesto contra la sanción fijada por el Ayuntamiento de la localidad, después del incendio sufrido por las instalaciones en 2015, que «puso en riesgo la salud de las personas y el medio ambiente»

EFEMurcia

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha desestimado el recurso que una empresa de reciclaje de neumáticos ubicada en Los Torraos, Ceutí, presentó contra la sentencia de un juzgado que respaldó resolución municipal que le impuso una sanción de 50.000 euros por haber puesto en riesgo la salud de las personas y el medio ambiente.

La sentencia señala que la actuación municipal fue puesta en marcha por el Ayuntamiento tras el incendio que se produjo en las instalaciones de la empresa en abril de 2015, en el que varios trabajadores resultaron intoxicados por la inhalación de humo.

La resolución judicial, que tiene como ponente al presidente de la Sala, el magistrado Abel Ángel Sáez, señala que no era este el primer incendio que se sufría en estas instalaciones, ya que en 2005 y 2012 se habían registrado otros dos.

El expediente incoado por el ayuntamiento de Ceutí concluía que se había superado el nivel máximo permitido de almacenamiento de neumáticos, así como se había incumplido los retranqueos mínimos de material sin tratar y tratado respecto a los linderos.

En su recurso, que no ha prosperado, la empresa rechazó los incumplimientos contenidos en la resolución sancionadora, para añadir que en el expediente se hablaba siempre de peligros potenciales, no de daños concretos y reales.

Dice el TSJ que el nivel máximo permitido de almacenamiento y el retranqueo a linderos establecido entre los condicionantes de la licencia de actividad «tienen como fin el de disminuir los riesgos derivados de la actividad desarrollada por la recurrente, por cuanto tales riesgos ya se han materializado hasta en tres ocasiones en incendios del material almacenado».

Y añade que existen unos informes emitidos por los técnicos sobre la actividad desarrollada por esta empresa que exponen, de manera incuestionable, que la actividad de la recurrente supone un riesgo para el medio ambiente, la seguridad y la salubridad de las personas y de las actividades colindantes«.

«Todo ello supone que tal actividad deba ser muy controlada, y, en concreto, el almacenamiento que realiza, por cuanto se trata de material altamente inflamable, que ya ha ardido en distintas ocasiones», concluye la sentencia.