Los murcianos en Myanmar están «bien de ánimo» y a la espera de un vuelo para salir del país

Uno de los edificios atacados por grupos de guerrilleros en Myanmar./EFE
Uno de los edificios atacados por grupos de guerrilleros en Myanmar. / EFE

La fotógrafa Marta Sánchez reconoce que desde la embajada española les informaron de que «hay peligro de secuestro a extranjeros», aunque ellos ya se encuentran alejados de la zona de conflicto

LA VERDAD / EFE

Los 16 españoles, dos de ellos murcianos, que este jueves se encontraban en el norte de Myanmar, cerca del lugar atacado por la guerrilla, están «con los ánimos bien» y «a la espera de encontrar unos vuelos» que los alejen de la zona de conflicto, según explicó Marta Sánchez, una de las murcianas afectadas, en declaraciones a la Cadena Ser.

El atentado, que dejó al menos 14 muertos, iba dirigido contra una academia militar y otros centros gubernamentales. Según un portavoz militar, la mayoría de las víctimas mortales fueron militares, aunque también fallecieron cinco civiles y dos policías.

Los ataques ocurrieron en una zona entre la división de Mandalay y el estado Shan, donde no suele haber enfrentamientos armados y donde este grupo de fotógrafos encaraba el final de su viaje por el país. Una estancia que deberá prolongarse hasta que, según explica Marta, consigan unos nuevos billetes de avión: «Estamos esperando para ver si podemos coger los billetes de unos vuelos 'extra', que no estaban en un principio».

La fotógrafa se muestra tranquila y asegura que el grupo con el viaja está formado por «gente que busca soluciones». «Si nos ponemos a preocuparnos no vamos a conseguir nada, así que estamos todo el grupo en búsqueda de soluciones», añade. No obstante, reconoce que les llegan «mensajes muy negativos» de la situación en el país. Incluso desde la embajada española en Bangkok les informarón de que «hay peligro de secuestro a extranjeros». «Esperamos que solo sea algo que afecta a otras zonas porque nosotros estamos ya más alejados del conflicto», subraya Marta.

La murciana y el resto de españoles todavía no saben si podrán recibir los billetes de avión en el hotel donde están alojados, lejos de la zona de conflicto, o si deberán exponerse de nuevo para poder salir del país y dejar atrás este desgraciado episodio.

Más