La Región y Alicante unen sus fuerzas ante «la batalla final» por el Trasvase

Carlos Mazón y Fernando López Miras se estrechan la mano ayer en San Esteban. /La Verdad
Carlos Mazón y Fernando López Miras se estrechan la mano ayer en San Esteban. / La Verdad

López Miras y el presidente de la Diputación alicantina constituyen un frente común por el agua en el que quieren implicar también a Andalucía

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Ha nacido una gran amistad entre el Gobierno de la Región y la Diputación de Alicante, dos instituciones en manos de PP y Ciudadanos que este lunes forjaron en Murcia una alianza ante «la batalla final» por el Trasvase Tajo-Segura. Esta se espera para después del verano, cuando la ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, haga efectiva su intención de incorporar a representantes de los municipios de la cabecera del Tajo a la comisión técnica que decide los envíos de agua al Levante a través del acueducto. «El PSOE quiere hacer con el Trasvase Tajo-Segura lo mismo que hizo con el Ebro», sospecha el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras.

El jefe del Ejecutivo murciano recibió este lunes en el palacio de San Esteban a una delegación de la Diputación alicantina liderada por su presidente, Carlos Mazón. Fue el primer paso de «un frente común» territorial al que se quiere sumar también a la Diputación de Almería, a la Junta de Andalucía y al Ejecutivo de la Comunidad Valenciana. En septiembre se pretende celebrar una nueva cumbre en la capital murciana con representantes de estas instituciones del sureste.

López Miras y Carlos Mazón compartieron su «desasosiego» por la decisión anunciada por Teresa Ribera de dar entrada en la Comisión de Explotación del Trasvase a los municipios ribereños. Consideran que es un intento de «politizar» este órgano y se mostraron dispuestos a hacer «lo que haga falta desde la legalidad» para la ministra rectifique. Entre otras acciones, plantearon presentar alegaciones administrativas e incluso recurrir a la vía judicial si es necesario. En cualquier caso, si acaban entrando los municipios ribereños, se exigirá que se incluya también a las localidades de la Región de Murcia, Alicante y Almería que reciben agua del acueducto.

No obstante, los dos presidentes prefieren que se mantenga el carácter técnico de la Comisión de Explotación. «Se está buscando la muerte del Tajo-Segura y, para conseguirlo, van a desnaturalizar este órgano técnico, que tendrá 256 voces bramando y opinando, con lo cual implosionará», opina el presidente de la Diputación alicantina.

«No vamos a permitir que se recorte un solo litro del Tajo-Segura», avanzó López Miras, mientras Mazón afirmó que «cada gota de agua que nos intenten quitar, la compensaremos con gotas de sudor y de sangre» para impedirlo. La Diputación de Alicante también ha solicitado una reunión con la ministra para la Transición Ecológica, que recibirá al consejero murciano de Agua, Antonio Luengo, el próximo 5 de septiembre. «Trabajaremos de forma coordinada», explicó Mazón.

Por otra parte, el presidente de la Diputación de Alicante propuso que tanto la Comunidad Autónoma como los sectores productivos de la Región tengan representación en la recién constituida Mesa Provincial del Agua de la provincia vecina, para ir juntos «ante esta batalla final» por el Trasvase. Otra coincidencia de ambos gobernantes es «el rechazo a la desalinización masiva, que significa menos competitividad, más precios y menos medio ambiente», indicó Mazón. «Puede ser un complemento, pero no la única solución».

A-7 y Cercanías

Otras cuestiones que «preocupan y ocupan» a los gobiernos de la Región de Murcia y Alicante son la financiación autonómica y las infraestructuras, en concreto la necesidad de agilizar las obras del tercer carril de la Autovía A-7, entre Crevillente y Alhama de Murcia. «No admitimos más demoras», aseguró Fernando López Miras, que acusa al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de «frenar en seco» las inversiones que el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy tenía previstas para la Región de Murcia.

Otro punto de encuestro está en que hay que mejorar la línea de Cercanías entre ambas provincias, que tiene 43 enlaces y su funcionamiento «es una auténtica vergüenza», según el político alicantino.

La Comisión propone un envío al Segura de 20 hectómetros cúbicos para agosto

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, reunida este lunes en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica, propuso un trasvase en agosto de 20 hectómetros cúbicos para atender las necesidades hídricas de las cuencas receptoras.

El informe de situación, elaborado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) y tomado en consideración por la Comisión, indicó que, a 1 de agosto de 2019, el volumen embalsado en Entrepeñas y Buendía era de 546,4 hectómetros cúbicos, quedando una cantidad autorizada pendiente de trasvasar -en tal fecha- de 8,4. «Por lo que resulta un volumen de embalse efectivo de 538 hectómetros cúbicos, inferior al de referencia de 661 hectómetros cúbicos que corresponde al mes de agosto. Por tanto, se constata que el sistema se mantiene en la situación hidrológica excepcional o nivel 3 que se inició en el mes de mayo», señala el comunicado del Ministerio. Las reglas de explotación del Acueducto Tajo-Segura estipulan que en nivel 3 el Ministerio para la Transición Ecológica podrá autorizar un trasvase de forma discrecional pero motivada.

Por otro lado, la Comisión ha pedido al Cedex la realización de un informe, a partir del análisis estadístico de las aportaciones y las reservas existentes en los últimos años en Entrepeñas y Buendía, así como una proyección en un escenario de cambio climático, para dotar a la cabecera del Tajo de mayor seguridad y estabilidad.