Especial Odontología

Clínica dental Alejo, líderes en implantología dental de última generación

Miguel Alejo del Pozo. D.A./
Miguel Alejo del Pozo. D.A.
EFQ

Con más de 700.000 colocaciones de implantes al año, España es líder a nivel mundial en esta tecnología que consigue disminuir el miedo de los pacientes, el dolor y la inflamación, gracias al estudio y diagnóstico previo a través de imágenes tridimensionales.

Las nuevas tecnologías y programas informáticos permiten conseguir imágenes tridimensionales de la boca y las piezas bucales con sumo detalle. Sobre estas imágenes tridimensionales, los odontólogos pueden trabajar como si de la misma boca fuera, de modo que pueden estudiar, diagnosticar y planificar cómodamente, tanto para ellos como para el paciente, el tratamiento dental que le aplicarán.

Gracias a un escáner 3D y un programa informático especializado, se obtienen imágenes tridimensionales de cada paciente. Una vez se tienen la simágenes, los doctores estudian la mejor posibilicda para luego aplicar la técnica que se adecue a las necesidades concretas de cada caso, lo que mejora la eficacia de la posición de los implantes, reduce el tiempo de intervención, minimiza la inflamación tras la operación y permite la colocación de los dientes en el momento.

Entrevistamos al cirujano oral, doctor Alejo, que recientemente ha instalado este sistema diagnóstico en su clínica.

-¿Cuál es la principal novedad en las imágenes dentales 3D?

-La principal novedad es que estas nuevas tecnologías nos permiten simular de antemano el tratamiento y los resultados que se pueden obtener en cada caso de manera directa en nuestra propia consulta, pudiendo dar un plan de tratamietno exacto en el momento.

-¿Cuáles son los pasos a seguir para realizar este sistema?

-Los pasos de esta técnica son: realización de un TAC, planificación del tratamiento sobre la imagen tridimensional en el ordenador, toma del modelo de la boca del paciente, confección de una férula o guía para la localización de los orificios por donde deben pasar las fresas y los implantes y, por último, la intervención.

-¿Qué ventaja tiene esta técnica?

-Principalmente dos. Desde un punto de vista técnico, nos permite colocar los implantes más adecuados en la posición más acertada. Además, en muchos casos podemos evitar las incisiones en la encía, consiguiendo reducir los inconvenientes derivados del postoperatorio como la inflamación o el dolor.

-¿Quiere decir que esta técnica evita tener que hacer cirugía?

-Efectivamente, ya que conocemos de antemano dónde hay que colocar exactamente los implantes. Es suficiente realizar un pequeño orificio en la encía, por donde pasa el implante, por lo que no es necesario dar puntos. Médicamente se conoce como 'cirugía mínimamente invasiva'. Al saber las posiciones en que quedarán los implantes, en ocasiones se puden tener hechas unas piezas dentarias, que se colocarán al finalziar la fijación de los implantes. El paciente sale con los implantes y unos dientes en el mismo día.

-¿Qué más utilidades podemos obtener de esta tecnología 3D?

-En el campo de la endodoncia permite una evaluación adecuada, un diagnóstico más certero antes del tratamiento, como la localización de posibles fracturas, fisuras o reabsorciones dentarias. En el campo de la cirugía oral o regenerativa nos permtie saber la cantidad de estructura ósea con la que contamos para poner nuestros implantes. En el caso de que ésta sea deficitaria podemos planificar con exactitud una regeneración ósea con biomateriales.

En definitiva, gracias a la adquisición de este escáner 3D podemos hacer un plan de tratamiento más cómodo, precios y comprensible para nuestros pacientes.