López Miras ofrece para el año electoral ventajas fiscales a 316.000 murcianos

Fernando López Miras y Noelia Arroyo, ayer, durante la conferencia de prensa, en el Club de Regatas de Mazarrón. / Javier Carrión / AGM
Fernando López Miras y Noelia Arroyo, ayer, durante la conferencia de prensa, en el Club de Regatas de Mazarrón. / Javier Carrión / AGM

El presidente propone rebajas en el tramo autonómico del IRPF de hasta el 14,2% y más deducciones para padres y madres

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

El presidente regional, Fernando López Miras, reveló ayer la que será una de sus principales bazas para el próximo año electoral. Se trata de «una de las mayores rebajas de impuestos de la historia de la Región», según explicó durante la tradicional conferencia de prensa veraniega, celebrada este año en el Club de Regatas de Mazarrón.

Las nuevas rebajas fiscales, que empezarán a contar a partir de 2019, siempre que consiga los apoyos suficientes para aprobarlas en la Asamblea Regional, beneficiarán a unos 316.000 murcianos y consistirán en una reducción de la tarifa en todos los tramos de renta de la parte autonómica del IRPF y en deducciones para padres y madres por el nacimiento y adopción de hijos y por los gastos de guardería, con un ahorro total al año de más de 18 millones de euros para los murcianos.

Con estos anuncios, López Miras espera marcar el paso en el arranque del nuevo curso político, que calificó como «el más apasionante de la reciente historia política regional y nacional, en el que habrá elecciones locales, autonómicas, europeas y quizás también nacionales».

La bajada del impuesto sobre la renta se aplicará de forma progresiva durante cinco años

La más suculenta de las rebajas fiscales afectará al tramo autonómico del IRPF (un 50% del total), en el que el presidente propone una reducción de los tipos aplicables a todos los tramos de renta, desde los que menos ganan a los que más ingresos declaran, lo que favorecerá a unos 300.000 contribuyentes. «Queremos generar oportunidades y hacerle la vida más fácil a los murcianos, y ayudar más a las clases medias, que son las que peor lo han pasado durante la crisis», explicó el jefe del Ejecutivo autónomo.

La rebaja del IRPF se aplicará de forma progresiva y en el plazo de cinco años, y será mayor entre los tramos de renta centrales. Así, para los murcianos que ingresen entre 12.450 y 20.200 euros, la tarifa autonómica del impuesto que se les aplicará pasará del 12,5% actual al 11,2% en 2023, lo que significa una reducción de 1,3 puntos y del 10,4% con respecto al tipo inicial. El descenso será de una quinta parte cada año, a partir de 2019, hasta completar la rebaja total.

La desgravación por gastos de guardería suprime limitaciones y triplica la cuantía

Los más favorecidos serán los que ingresen entre 20.200 y 34.000 euros, ya que serán objeto, según la propuesta del presidente del Gobierno, de una bajada de la tarifa de 2,2 puntos (pasará del 15,5% al 13,3%), lo que supone un 14,2% de reducción.

Los que declaren unas rentas de entre 34.000 y 60.000 euros tampoco saldrán mal parados, ya que la tarifa del IRPF que se les aplicará pasará del 19,5% actual al 17,9%, con un descuento de 1,6 puntos (8,2%).

El Ejecutivo prepara, además, un aumento de la deducción por la compra de casa habitual

El Gobierno regional no quiere privar a ningún murciano de la rebaja del IRPF y también las disfrutarán las rentas más altas, aquellas que ingresan más de 60.000 euros al año. La tarifa autonómica que se les aplica ahora es del 23,5%, y pasará a ser del 22,5% con esta medida, es decir un punto menos al cabo de cinco años (a razón de dos décimas menos cada ejercicio), lo que representa un descenso del 4,25% sobre el total.

Por lo que respecta al tramo mínimo, hasta 12.450 euros, la rebaja será de 0,5 puntos (un 5%).

El Ejecutivo calcula que los murcianos se ahorrarán cada año 15,2 millones de euros con esta reducción del IRPF, lo que supondrá 76 millones menos en 2023, cuando se complete su aplicación.

Entre las nuevas medidas fiscales figura también una deducción por nacimiento y adopción de hijos de 100 euros por el primero de los vástagos, 200 euros por el segundo y 300 por el tercero y sucesivos, y de las que se podrán beneficiar los murcianos con unas rentas de hasta 30.000 euros si la tributación es individual y 50.000 euros si es conjunta.

Los cálculos es que unos 8.000 padres y madres podrán solicitarla cada año, con un ahorro previsto de 1,4 millones de euros.

Diálogo con Ciudadanos

Algo superior (1,6 millones) será el beneficio que generará el aumento de la deducción por gastos de guardería, que actualmente tenía un límite de entre 330 y 660 euros, y que pasará a ser de hasta 1.000 euros. Para incrementar el número de padres que podrán acogerse a ella (unos 8.300 al año), el Gobierno ha decidido suprimir la limitación existente hasta ahora de que ambos progenitores debían trabajar fuera de casa.

Para poner en marcha todas estas medidas, el Gobierno regional deberá negociar y llegar a un acuerdo con otras fuerzas parlamentarias, al no disponer de mayoría suficiente en la Asamblea Regional. «Se requiere diálogo y consenso -admitió López Miras-. Este Gobierno lo ha demostrado, y también Ciudadanos ha demostrado estar a la altura de las expectativas cuando se trata del interés general. Entiendo que el PSOE no lo apoyará porque lo que defiende es subir los impuestos», agregó.

Sobre el hecho de que una región como Murcia, con graves problemas con el déficit, proponga una rebaja de impuestos que mermará sus ingresos, el presidente indicó que «el injusto sistema de financiación que tenemos no lo van a pagar los murcianos».

Más

 

Fotos

Vídeos