Lola Sánchez no optará a la reelección como eurodiputada y deja la dirección de Podemos

La eurodiputada Lola Sánchez, en una foto de archivo./Martínez Bueso
La eurodiputada Lola Sánchez, en una foto de archivo. / Martínez Bueso

«No encuentro la energía e ilusión necesarias como para afrontar un proceso interno y una campaña electoral», señala en una carta difundida en una red social

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

La eurodiputada cartagenera y miembro del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos en la Región de Murcia, Lola Sánchez, ha decidido dar un paso atrás y abandonar la primera línea de la actividad política. No optará a la reelección en el Parlamento Europeo en los comicios del próximo mes de mayo y renuncia al puesto que ocupaba en la dirección regional de la formación morada, según explica en una carta difundida a través de una red social.

Lola Sánchez pone fin así una etapa intensa de trabajo en la Eurocámara, a la que llegó en mayo de 2014 y en la que ha sido una de las parlamentarias más activas, lo que le ha valido varios premios internacionales.

Era, además, la eurodiputada más veterana de Podemos, ya que los otros cuatro compañeros que consiguieron escaño al mismo tiempo que ella (Pablo Iglesias, Pablo Echenique, Teresa Rodríguez y Carlos Jiménez Villarejo) fueron renunciando a sus puestos poco después.

Su intención es permanecer en Bruselas hasta el final de legislatura y, aunque deja la política activa, asegura que no abandonará Podemos.

Lola Sánchez explica su decisión con estas palabras. «Durante estos años, todos nos hemos dejado por el camino aspectos esenciales de nuestras vidas, con un coste a nivel físico, psicológico y familiar bastante alto. A nivel personal, no encuentro la energía e ilusión necesarias como para afrontar un proceso interno y una campaña electoral, y anhelo retomar una vida que he aplazado para ser cargo público europeo. Por eso, hoy me despido de la primera línea institucional y orgánica de Podemos, y expreso mi deseo de no presentarme a las primarias europeas».

La diputada no deja Bruselas con la intención de centrar su actividad en la política nacional o regional, como hicieron algunos de sus compañeros iniciales en la Eurocámara. Por ello aclara que «no voy a presentarme tampoco, ni participar, en el proceso interno de las primarias autonómicas ni locales en mi Comunidad, y que renuncio a mi puesto en el Consejo Ciudadano y en la ejecutiva de Podemos Región de Murcia».

Lola Sánchez lo intentó el pasado año al disputar la secretaría general de Podemos en la Región a Óscar Urralburu, pero perdió las primarias, aunque se integró en el Consejo Ciudadano Autonómico.

En su carta de despedida desliza algún reproche a los responsables de Podemos, al indicar que está «convencida de que no romperé las expectativas de la dirección de este partido, ya que, a día de hoy, no he sido consultada sobre las mías».

«No entré en Podemos –añade en la misiva– con la intención de convertirme en profesional de la política, sino en servir como herramienta para el cambio. Y el cambio se hace también cambiando la forma de hacer política. De 'hacerla'».

Durante su estancia en el Parlamento Europeo, Lola Sánchez ha contribuido a trasladar a Bruselas las reclamaciones de algunos colectivos de la Región, como la Plataforma Pro Soterramiento.

«Nos vemos en las calles y, sobre todo, en los pueblos. Queda mucho por hacer», es la frase con la que concluye su carta.