El jefe del servicio descarta derivar estas cirugías al Santa Lucía y Los Arcos

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

El Servicio Murciano de Salud se planteó en 2017 la posibilidad de empezar a realizar operaciones de Cirugía Cardíaca en el Santa Lucía y Los Arcos ante el colapso que sufría La Arrixaca. Sin embargo, la idea fue desestimada tras un informe del jefe del servicio, Sergio Cánovas, quien advirtió de la falta de garantías para los pacientes.

El experto señaló que sería necesario «desplazar al menos dos especialistas» y un enfermero perfusionista desde La Arrixaca a Los Arcos y Santa Lucía. Esto suponía un problema por la escasez de la plantilla, con dos jubilaciones no cubiertas por el SMS y la reducción del número de internos residentes (MIR). «Todo ello hace muy difícil desplazar a estos dos facultativos sin descuidar la actividad asistencial del propio Virgen de La Arrixaca», señalaba el cirujano. Además, la medida implicaría «la necesidad de dejar a dos facultativos de guardia, además de los ya presentes de guardia en La Arrixaca, por la posibilidad de reintervenir a los pacientes de forma emergente tras la cirugía cardíaca, algo que ocurre con relativa frecuencia».

Más aún, sería necesario «desplazar al menos un especialista durante los días siguientes a la intervención para el correcto seguimiento del postoperatorio». No estaba garantizada la calidad necesaria, dada la «ausencia de experiencia específica en el postoperatorio inmediato, tanto del personal médico como de Enfermería en Cuidados Intensivos». La Cirugía Cardíaca «es una especialidad muy concreta y superespecializada donde los cuidados específicos en las primeras horas son tan importantes como la propia intervención, y carecer de experiencia podría suponer un incremento de complicaciones postoperatorias graves (incluida la muerte) que no sería aceptable». Por último, se señalaba la «ausencia de experiencia específica en la Anestesia de la intervención de cirugía cardíaca, que requiere además ecocardiografía transesofágica».

La Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular (SECTV) también desaconseja la proliferación de servicios de Cirugía Cardíaca y apuesta por la creación de unidades de referencia.