Los reclusos reciben con una paliza a los tres acusados de la violación grupal

Imagen de la prisión de Sangonera. /Martínez Bueso
Imagen de la prisión de Sangonera. / Martínez Bueso

En la agresión participó «una multitud» y se produjo en la prisión de Sangonera La Verde, en una zona donde no hay cámaras de vigilancia

Raúl Hernández
RAÚL HERNÁNDEZ

Un grupo de presos del centro penitenciario de Sangonera La Verde agredió a los tres presuntos agresores sexuales que fueron detenidos el pasado sábado por una violación grupal a una mujer en un domicilio de la calle Santa Rita de Murcia.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Murcia decretó el pasado domingo el ingreso en prisión provisional para los acusados, y el lunes fueron trasladados al penal de Sangonera La Verde. Los tres reclusos preventivos, dos de origen senegalés y otro de procedencia guineana, se encuentran en régimen ordinario, cuyo régimen de vida es muy similar al de los penados y con los que mantienen contacto diario en todos los espacios del centro. El mismo día de su internamiento, recibieron una paliza cuando se encontraban subiendo las escaleras para dirigirse a sus celdas después de comer. En una zona en la que no hay cámaras de videovigilancia fueron abordados por «una multitud», tal y como aseguran fuentes conocedoras del suceso. Varios reos comenzaron a darles puñetazos, patadas y golpearles con un objeto contundente.

Uno de los heridos sufrió una brecha en la cabeza, otro sangraba por la nariz y el tercero resultó con magulladuras

Los funcionarios de Prisiones oyeron los gritos y lograron mediar en la trifulca. Uno de los heridos presentaba una brecha en la cabeza, otro sangraba por la nariz y el tercero, que recibió varios golpes en el rostro, resultó ileso, con magulladuras. En la investigación abierta por Instituciones Penitenciarias resultará difícil identificar a los presos que intervinieron en la agresión por la falta imágenes de lo sucedido, al producirse el altercado en una zona donde no había cámaras de videovigilancia. Tras, una primera atención sanitaria en el centro penitenciario, el médico decidió su traslado al hospital Virgen de la Arrixaca. En el caso del hombre que recibió un golpe en la nariz, la lesión fue considerada leve. Por su parte, el detenido que presentaba una brecha en la cabeza necesitó cuatro grapas, con la calificación de herida moderada.

Poco después, regresaron al penal, y pasaron a un módulo de respeto, una unidad de separación interior dentro de la prisión en el que los internos se comprometen a respetar las normas de convivencia y la disciplina de grupo.

La Policía Nacional continúa con la investigación para esclarecer la supuesta agresión sexual en grupo a una mujer extranjera de 41 años ocurrida el pasado sábado en un piso de la calle Santa Rita de Murcia. Un hombre encontró a la víctima pasadas las 13 horas en la calle Periodista Nicolás Ortega Pagán, cerca de la Plaza de Toros, y fue quien llamó a Emergencias, indicando que la mujer presentaba golpes y sangre en el rostro. Efectivos de la Policía Nacional acudieron al domicilio indicado por la víctima y detuvo a los presuntos agresores sexuales.