Fomento deberá pagar 183.500 euros por paralizar la obra de mejora de una carretera

LA VERDAD MURCIA.

La Consejería de Fomento ha sido condenada por la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia a pagar una indemnización de 183.500 euros por haber paralizado durante 16 meses las obras de acondicionamiento de una carretera que le habían adjudicado. La sentencia estima así la demanda que la empresa presentó contra la resolución de la Consejería, que rechazó su reclamación.

El TSJ señala que la paralización de las obras es imputable a la Administración, por lo que esta debe responder de los daños y perjuicios producidos a la constructora por la suspensión temporal de los trabajos. Dice el TSJ que «no puede admitirse que, frente a una reclamación de gastos, la Administración no realice actuación alguna, ni dé respuesta a la interesada, y una vez que esta acude a la vía jurisdiccional para resarcirse de los daños sufridos hacía varios años, la contestación se base en gran medida en que no se han justificado los mismos».