Vox se levanta de la mesa de negociaciones y mantiene el veto a López Miras

Los negociadores José Miguel Luengo (PP) y Luis Gestoso (Vox), este jueves./PABLO SÁNCHEZ/ AGM
Los negociadores José Miguel Luengo (PP) y Luis Gestoso (Vox), este jueves. / PABLO SÁNCHEZ/ AGM

La reunión entre PP, Ciudadanos y la formación ultraconservadora concluye sin ningún acuerdo para investir al candidato popular

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOL

Partido Popular, Ciudadanos y Vox mantienen en la mañana de este jueves en la Asamblea Regional su primera reunión a tres bandas para intentar llegar a un acuerdo que permita a Fernando López Miras ser investido esta tarde presidente de la Comunidad Autónoma hasta 2023. El encuentro ha sido propiciado por el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, y en él participan el líder regional de Vox, Pascual Salvador, junto a Luis Gestoso, el diputado nacional y negociador de Ciudadanos, Miguel Garaulet, y José Miguel Luengo, alcalde de San Javier y miembro de la comisión negociadora del PP.

La reunión, que tiene lugar en el Grupo Parlamentario Popular, supone una importante novedad en las estrategias de los tres partidos de centro derecha, sobre todo de Ciudadanos. Hasta ahora sus dirigentes habían rechazado cualquier tipo de negociación directa con Vox y habían emplazado al PP a llevar en solitario los contactos con el partido ultraconservador.

PP y Cs alcanzaron la semana pasada un acuerdo con 72 medidas para implantar por un Gobierno conjunto, en el que el PP estará al frente de cinco consejerías, Ciudadanos dirigirá cuatro y habrá una quinta conjunta. De manera paralela, el PP negocia otro acuerdo programático con Vox que el partido naranja rechaza.

Fuentes de Ciudadanos aseguran que han accedido a reunirse por primera vez con Vox para «explicarle las 72 medidas de gobierno» consensuadas con los populares, pero añadieron que no tienen previsto firmar un acuerdo con ese partido.

Otra de las cuestiones que negocian en estos momentos es la posible incorporación de Vox al Gobierno regional. Este partido reclama un reparto de altos cargos proporcional al número de votos y diputados de cada partido.