Vecinos de Santa Cruz se levantan por un centro de acogida de 'menas'

Momento de la reunión vecinal que tuvo lugar el miércoles en la localidad. / lv
Momento de la reunión vecinal que tuvo lugar el miércoles en la localidad. / lv

Los vecinos se oponen a la instalación del albergue por el temor a que aumenten los actos delictivos

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

La pedanía murciana de Santa Cruz se encuentra de uñas desde hace un par de semanas, momento en el que comenzó a prestar servicio un centro de acogida de menores extranjeros no acompañados, los conocidos como 'menas'.

Los vecinos se han rebelado ante lo que consideran que es una decisión que se ha tomado a sus espaldas «y a traición», comentaron ayer a 'La Verdad'. El centro de la discordia ha sido construido por la Fundación Antonio Moreno, que trabaja para el Gobierno regional desde hace varios años. De entrada, han llegado a estas instalaciones 13 menores que se encontraban en las que están en Alhama. Otros han llegado desde el hotel El Llano de Caravaca, que ha hecho las veces de un centro de este tipo desde finales de septiembre de 2018. Sus inquilinos se han repartido entre los 'menas' de Alhama y Santa Cruz.

Imagen de los módulos que se han construido por parte de la Fundación Antonio Moreno.
Imagen de los módulos que se han construido por parte de la Fundación Antonio Moreno. / LV

Los ciudadanos también denuncian que han llegado otros 13 menores desde un campamento de Águilas. Por el momento, están construidos dos edificios y está proyectado un tercero. «El problema es que la idea es que Santa Cruz albergue 13 barracones y tenga el mayor centro de este tipo de toda la Región», denuncian los afectados, aunque este aspecto no fue confirmado ayer ni por la junta municipal ni por la Consejería de Familia a preguntas de esta Redacción.

La Consejería de Familia recalca que se trabaja con los jóvenes para lograr su integración

Santa Cruz, con una población actualmente que ronda los 1.500 habitantes, es un lugar tranquilo. Precisamente el temor a que se pierda esa tónica es lo que ha propiciado las movilizaciones vecinales. «Esto no es un tema racista. Lo que pasa aquí es que en todos los sitios en los que han estado estos jóvenes ha habido problemas con ellos y eso es lo que no queremos aquí», señalan los vecinos con insistencia.

Reunión fallida

Ante el revuelo que ha generado en la población la puesta en marcha del centro, se planteó realizar un encuentro con los vecinos en el centro cultural el pasado miércoles. Asistieron a la cita medio millar de ciudadanos. También estaba previsto que lo hiciera un responsable de la Fundación Antonio Moreno, la directora general de Familia y Políticas Sociales, Miriam Pérez Albaladejo, y el alcalde pedáneo de Santa Cruz, Pedro Sánchez Navarro.

Finalmente, solo fue este último el que acudió al encuentro. Desde la Consejería de Familia matizan que la presencia de Miriam Pérez no estaba prevista y que todo se debió «a un problema de agenda». Por su parte, desde la junta municipal argumentan que recibieron una llamada del Gobierno regional para sondear cómo estaban los ánimos y, al comprobar que se encontraban caldeados, optaron por no aparecer y aplazar la reunión.

Los vecinos avanzan que no van a cejar en su empeño hasta que «se cierren las instalaciones del centro». Por lo pronto, se han constituido como plataforma bajo el nombre Plataforma Santa Cruz Informada. Ayer solicitaron los preceptivos permisos ante la Delegación del Gobierno para celebrar esta tarde desde las 20.00 horas una manifestación, que partirá desde el centro cultural y terminará en la vereda Sombrerera. También están recogiendo firmas. Por su parte, el pedáneo apunta que «ahora mismo solo hay 13 menores en uno de los módulos. El otro acabado se va a destinar a oficinas y el tercero está en construcción». Además, desde la Consejería matizan que «ser menores no significa ser delincuentes. Nunca se escondió que estaba contemplado un 'mena'. El Gobierno regional es el responsable de esos jóvenes». En Familia piden un poco de «comprensión».

Más