Condenada por robar una pulsera de 1.700 euros a un hombre usando el 'timo del mudo' en Murcia

Uno de los impresos que usan estos estafadores que utilizan el 'timo del mudo'./LV
Uno de los impresos que usan estos estafadores que utilizan el 'timo del mudo'. / LV

El perjudicado, que acababa de estacionar su coche en una calle de la pedanía murciana de Zarandona, fue abordado por la acusada, de nacionalidad rumana, con la excusa de que firmara un escrito a favor de los más necesitados

EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que el pasado abril condenó a una mujer que, «con arrumacos» y con la excusa de que firmara un escrito a favor de los más necesitados, consiguió arrebatar a un hombre una pulsera que estaba valorada en 1.700 euros.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, desestima así el recurso que la denunciada, que tenía antecedentes por hurto, la condenó a 13 meses y quince días de prisión por este segundo delito, con la obligación de abonar una indemnización por la citada suma.

El Juzgado de lo Penal, en la sentencia que ahora se ve corroborada por la Audiencia Provincial de Murcia, declaró probado que los hechos ocurrieron en le mañana del 30 de octubre de 2013, cuando el perjudicado, que acababa de estacionar su coche en una calle de la pedanía murciana de Zarandona, fue abordado por la acusada, de nacionalidad rumana.

«Con ánimo de obtener un ilícito beneficio económico -señalaba el relato de hechos probados-, la acusada le instó de forma cariñosa a que le firmase un papel a favor de los necesitados, dándole tirones de la muñeca y haciéndole arrumacos».

El 'timo del mundo'

«Al mismo tiempo -añadía el Juzgado de lo Penal- aprovechaba, sin que el denunciante se diera cuenta, para quitarle una pulsera de oro valorada en 1.700 euros».

En su apelación, que no ha prosperado, la acusada alegó error en la valoración de las pruebas y defectos en el reconocimiento que el perjudicado hizo en base a las fotos que le fueron mostradas por la Policía.

La Sala, que tiene como ponente al magistrado Jaime Bardají, indica que coincide con el Juzgado en que el caso contó con pruebas suficientes para concluir que fue la acusada la autora del hurto.