Vecinos de Cieza toman el Pleno para denunciar suciedad y malos olores en sus barrios

Asistentes al Pleno portan pancartas por los malos olores y la suciedad. / Claudio Caballero
Asistentes al Pleno portan pancartas por los malos olores y la suciedad. / Claudio Caballero

Más de un centenar de afectados acuden a la sesión para exigir una solución al alcalde

CLAUDIO CABALLERO

El estado de suciedad que afecta a casi todo el municipio ha colmado la paciencia de los vecinos. Ayer, casi 150 personas acudieron al Ayuntamiento durante la celebración del Pleno para mostrar sus quejas al gobierno local y transmitirle al alcalde, Pascual Lucas, que ya no aguantan más tiempo con esta situación.

Desde hace semanas, los puntos de recogida de basuras aparecen llenos de enseres, muebles y electrodomésticos viejos. Tampoco se libra el entorno rural, donde en ocasiones hay auténticas escombreras. A todo esto hay que sumar el mal olor que impera en muchas zonas de la ciudad, sobre todo en las calles más cercana a la tubería que desagua los residuos procedentes del Polígono Industrial de Ascoy y la zona residencial. A la protesta se sumaron también los damnificados por los solares que, llenos de maleza, rodean toda la ciudad. «Algunos de estos espacios se incendian frecuentemente y provocan verdaderas situaciones de peligro», denunciaron los vecinos. La última se produjo en un terreno de la antigua sala de fiestas Copity, cuando las llamas amenazaron a una gasolinera. Todo ello, unido a la presencia de roedores, como ratas e incluso culebras, colma la paciencia de los ciezanos.

También presenciaron la sesión vecinos del barrio del Cabezo de la Fuensantilla, donde, según denunciaron, «los servicios de limpieza del Ayuntamiento hace meses que no aparecen». En este sentido, el alcalde, Pascual Lucas, se comprometió con estos ciudadanos a que «en próximas fechas, la concejal de bienestar Social, Melba Miñano, visitará la zona junto a técnicos municipales». Por su parte, Miñano reconoció «la difícil solución» de esta situación, ya que las casas se asientan en un cabezo de tierras poco compactas y en las que hay corrimientos.

El regidor se compromete a que «la edil Miñano irá al Cabezo de la Fuensantilla para conocer el problema»

Con mascarillas

Por el momento no han recibido respuesta de los responsables municipales los vecinos que se quejaron por los malos olores, quienes acudieron a la sesión con pancartas y mascarillas. Pedro Ramos, uno de los afectados, aseguró que hace más de dos años y medio presentó, con el apoyo de más de un millar de firmas, presentó ante el Pleno una iniciativa popular para que se buscara una solución en aras de solventar el hedor que sufren los barrios de Ascoy, Santa Clara, La Era, San Joaquín y San José Obrero, motivado por el colector de aguas residuales que proviene del polígono de Ascoy. La iniciativa fue aprobada por todos los grupos que componían el Pleno. «En aquel momento, el señor alcalde se comprometió a que, si no se conseguía la financiación externa, sería el propio Ayuntamiento el que se haría cargo de la construcción de un nuevo colector en Ascoy», señaló Ramos.

La solución que da el Ayuntamiento en una primera fase no convence a los vecinos, que manifiestan que los malos olores continuarán. La obra consistirá en una nueva canalización que arranca detrás del club de tenis y llega hasta la impulsión situada en el polígono de los Prados, «permitiendo un nuevo trazado más corto con un tratamiento que mejorará la calidad de las aguas residuales», según el Consistorio. La segunda fase del colector consistirá en construir un emisario hasta la estación de depuración de aguas. «Seguimos reivindicando su realización por parte de la Dirección General de Aguas o de la empresa Esamur», recalcó el gobierno local.