Los trabajos se solaparán con la ampliación de Ilboc

La sociedad invierte 60 millones para ampliar su producción de aceites de última generación a 1,2 millones de toneladas

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

Los trabajos de construcción de una planta de biocombustibles en la refinería que Repsol tiene en el Valle de Escombreras se solaparán con la ampliación de la fábrica de lubricantes de la empresa hispano-coreana Ilboc. Esa compañía, formada por la petrolera española y la empresa coreana SK Lubrincant, ultima un proyecto, cuya inversión podría alcanzar los 60 millones de euros. En 2014, en la construcción fueron invertidos alrededor de 250 millones de euros.

En estos momentos, la empresa está inmersa en los trabajos de contratación de la obra civil. En ella participarán numerosas empresas de la comarca de Cartagena, que se encargarán de ejecutar pequeños proyectos de ingeniería y montaje. La previsión es que la construcción comience a finales de este año o a principios del que viene.

La capacidad de la planta se sitúa en la actualidad en 751.920 toneladas al año, principalmente de bases de lubricantes de última generación, así como de productos intermedios como nafta, diésel y 'slops'. Con la ampliación, se pretende aumentar la capacidad máxima anual de los citados productos a 1.228.201 toneladas; algo que supone incrementar su producción en más de un 60%. La ampliación supondrá también la construcción de tanques de almacenamiento en la dársena portuaria de Escombreras.

El 90% de la producción se destina a la exportación y el resto se vende en España. De Cartagena sale el 40% de los lubricantes de alta calidad que se consumen en Europa. Ilboc da empleo directo a unas 90 personas, aproximadamente, y de manera indirecta a otro centenar, con la contratación de todo tipo de servicios necesarios para su funcionamiento.