Fumigan desde fuera una parcela de Alfonso XIII

Fumigación de la propiedad, durante los últimos días. / lv
Fumigación de la propiedad, durante los últimos días. / lv

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Las quejas de los vecinos de los bloques de viviendas de la Plaza del Poeta Pelayo sobre la inundación de un solar anexo llevaron a la empresa contratada por el Ayuntamiento a hacer una fumigación desde el exterior, en los últimos días.

La actuación tiene un efecto limitado, dado que la propiedad tiene un muro de unos dos metros de alto que la separa del Paseo de Alfonso XIII y que impide una operación más completa. La Concejalía de Sanidad ha iniciado los trámites para que sea el propietario el que limpie del interior, pero, como medida cautelar, ha aplicado un producto desinfectante para evitar una situación de insalubridad.

La inundación de esa parcela no es algo nuevo para quienes sufren sus efectos. La propiedad quedó vacía hace tiempo, al ser demolido el edificio que la ocupaba. Desde entonces, cada vez que llueve se transforma en una especie de pantano. Hasta que se seca, genera malos olores, y es foco para la proliferación de matojos y mosquitos.

Los inquilinos se han quejado varias veces públicamente y preparan ahora medidas más contundentes. Las fuentes consultadas indicaron que han facultado a los presidentes de las comunidades de vecinos para que se dirijan al Ayuntamiento con una queja oficial y poder hacer así más fuerza para lograr una solución.