Conesa espera la decisión de Ferraz sobre la posible suspensión de los ediles

Conesa (derecha) dialoga con Jordi Arce, en la ejecutiva. / G. C. / AGM
Conesa (derecha) dialoga con Jordi Arce, en la ejecutiva. / G. C. / AGM

El PSRM busca a alguien que reúna suficiente consenso para presidir la gestora local y Antonio Guillamón se perfila como la persona indicada

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

Transcurridas 48 horas de la reunión de la Ejecutiva Regional del PSOE, que abrió expediente a los concejales de Ana Belén Castejón, la contundencia con la que se anunció la suspensión cautelar de su militancia quedó aligerada. Un responsable de prensa admitió ayer que el secretario general, Diego Conesa, y su equipo elevaron una petición para que la organización federal, con sede en la calle Ferraz (Madrid), tome una decisión. Los sectores críticos del partido en Cartagena manifestaron ayer sus reproches, porque creen que las medidas adoptadas son poco efectivas.

Ana Belén Castejón, Juan Pedro Torralba y David Martínez anunciaron, el pasado martes, que renunciaban a todos sus cargos orgánicos para asumir sus responsabilidades al apoyar el pacto. Manuel Mora renunció al acta de concejal, dando paso a Mercedes Gallego (número 7 de la lista). Y las dos ediles nuevas, Irene Ruiz y Alejandra Gutiérrez, comparecieron con ellos para mostrar que siguen apoyando el pacto y también están dispuestas a asumir las consecuencias por negociar la coalición con PP y Ciudadanos «a espaldas» de la organización regional, admitió Castejón.

Por la tarde, la Ejecutiva se reunió para tomar medidas. Tres de las seis agrupaciones municipales (Sur, Poniente y Oeste) habían pedido la expulsión. Posteriormente el secretario de Organización, Jordi Arce, informó del inicio de un expediente de expulsión y de una suspensión cautelar de la militancia que, en realidad, es una solicitud a la máxima instancia en materia de disciplina, en el partido.

Una dirección provisional

La decisión de crear una gestora que sustituya a la ejecutiva municipal que dirigía Castejón debe comenzar por el nombramiento de un presidente. Fuentes del partido a nivel regional indicaron que ya se ha sondeado al menos a una persona, muy bien relacionada dentro del partido, que habría declinado la oferta. La búsqueda de alguien de consenso ha llevado a pensar en Antonio Guillamón, exdiputado regional, para intentar que las heridas existentes en la organización cicatricen.