La alcaldesa de Cartagena se fue a una fiesta del concejal de Cultura en plena crisis por la gota fría

Captura del vídeo en el que se ve a Ana Belén Castejón de fiesta en pleno episodio de gota fría. / LV

Ana Belén Castejón argumenta que el sábado estuvo «a pie de calle» hasta las doce y media y que cumplió con su responsabilidad con los vecinos

ANTONIO LÓPEZ y JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, estuvo en un bar de copas de Cabo de Palos en la madrugada del domingo, acompañada de amigos y familiares que celebraban una fiesta, coincidiendo con la gota fría que horas antes había anegado por completo poblaciones cartageneras, como Los Urrutias y Los Nietos. La alcaldesa fue reconocida por personas con las que coincidió en el bar y grabada por uno de ellos. El vídeo ha sido difundido por redes sociales. En él se ve a un grupo de personas, todas vestidas de blanco y algunas bailando. Entre ellas está Castejón, que aparece saludando a quien en su gabinete identifican como un funcionario municipal.

La alcaldesa reconoció este martes a 'La Verdad' que acompañó «durante una hora y media» a su concejal de Cultura, David Martínez, que el sábado por la noche celebró una fiesta de cumpleaños y su despedida de soltero. Castejón aseguró que declinó asistir a la cena celebrada previamente y acudió solo a tomar una copa con su concejal y un grupo de amigos, después de haber permanecido hasta la medianoche en las poblaciones de la ribera sur del Mar Menor y en un descanso mientras gestionaba de madrugada con la Delegación del Gobierno la presencia de soldados de la UME en Los Nietos y Los Urrutias. «Puedo presumir de haber hecho mi trabajo y de haber cumplido mi obligación y mi responsabilidad», añadió.

Tras realizar un recorrido por los pueblos más afectados por la gota fría del pasado viernes de madrugada, la regidora aseguró que tiene pruebas que acreditan que a las doce y media de la noche del pasado sábado estuvo hablando con el delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, y de que estuvo en todo momento «a pie de calle» después de dos días «sin dormir».

«Entiendo que ahora haya gente que esté más pendiente de estas cosas, pero a un político lo que hay que exigirle es que diseñe actuaciones y busque presupuesto para solucionar los problemas de los pueblos afectados por el temporal y eso es lo que yo he hecho», añadió

La de la alcaldesa de Cartagena no es la única polémica que ha suscitado un cargo público durante el transcurso de la gestión de la gota fría en la Región de Murcia, ya que, tal y como adelantó 'La Verdad', Pablo Ruiz Palacios, director general de Emergencias, ha pedido perdón por haber ido al teatro en plena alerta por la crecida del Segura a su paso por Murcia.