Blackstone y Santander ofertan a treinta promotores unos 16,5 millones de metros

Algunos de los promotores inmobiliarios y directivos de empresas que asistieron, ayer, a la jornada informativa de Aliseda. / Guillermo Carrión / AGM
Algunos de los promotores inmobiliarios y directivos de empresas que asistieron, ayer, a la jornada informativa de Aliseda. / Guillermo Carrión / AGM

La cartera de propiedades del gestor de fondos estadounidense y el banco español despierta el interés de un grupo de empresarios murcianos

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

El suelo se mueve en la Región. Pero no se trata de sismicidad. En todo caso, estamos ante una sacudida en el negocio inmobiliario lanzada por el gestor de fondos estadounidense Blackstone y Banco Santander, que han puesto a la venta unos 16,5 millones de metros cuadrados de terreno repartidos por diferentes municipios de la Región.

Una treintena de promotores murcianos y ejecutivos del sector mostraron ayer su interés por conocer los detalles de la oferta con su presencia en el encuentro profesional que la firma Aliseda, antigua inmobiliaria del Banco Popular -absorbido por Santander- organizó en Murcia, aparte de otros que solicitaron información al respecto por no poder estar presentes en la cita.

Entre los distintos lotes ofrecidos, hay parcelas en Murcia, Cartagena, Águilas, San Pedro del Pinatar, Yecla y Torre Pacheco, entre otras localidades. Desde Aliseda destacan que más de 11 millones de metros del total consisten en suelo finalista o en gestión para poder ya construir. Y aunque mayoritariamente es de categoría residencial urbano, también hay industrial y hotelero. Igualmente, se incluye algún edificio y desarrollo urbanístico inacabado debido a los efectos de la crisis.

«Se valoran los activos que ofrecen una mayor seguridad», resalta el presidente de Apirm

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región de Murcia (Apirm), José Hernández, reconoció a 'La Verdad' que «existe interés en el mercado, por lo que las empresas van a valorar todos los activos, aunque evidentemente despiertan mayor interés aquellos que ofrecen una mayor seguridad, en función de la rentabilidad que supone y teniendo en cuenta factores determinantes como la ubicación». También añadió que «hay que tener en cuenta las inversiones de largo recorrido».

Esta desinversión de Blackstone y Santander (51% y 49% en participación, respectivamente) se suma a la operación del proyecto Origen, lanzado también el pasado mes, consistente en la venta de 2,1 millones de metros cuadrados de suelo en toda España por un valor estimado de más de 500 millones de euros, de los que la comunidad murciana absorbe la mayor parte, cerca de 290.000 metros, con un valor de 43 millones. En concreto, acapara 18 activos, en los que se pueden llegar a construir 2.651 viviendas. La peculiaridad de esta iniciativa es que el proceso de venta se ha organizado a través de un escaparate electrónico al que pueden acceder un millar de inversores.

Por lo que se refiere a la cita de ayer, el director territorial de Levante de Aliseda, Vicente Brotóns, junto al delegado comercial territorial del área de Suelo del grupo inmobiliario, Joaquín Ivars, fueron los encargados de mostrar toda la cartera a los empresarios murcianos.

Ahora está por ver cuáles son las ofertas reales que se concretan, así como comprobar si se van a formalizar de forma inmediata, teniendo en cuenta que la gestora de fondos norteamericana, aliada del banco español, y convertida en el mayor imperio del 'ladrillo' del país, con activos por encima de los 20.000 millones de euros, parece decidida a soltar lastre cuanto antes. «Lo que sí queda claro es que descartan promover, por lo que se van a limitar a gestionar el suelo para comercializarlo», concluyó Hernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos