Los biólogos piden que Fomento los incluya en el panel de expertos contra las inundaciones

Instan a aplicar 'Soluciones basadas en la Naturaleza' para «complementar las infraestructuras tradicionales»

Pepa García
PEPA GARCÍAMurcia

El Colegio Oficial de Biólogos de la Región (Cobrm) insta a la Consejería de Fomento e Infraestructuras a integrar, en el recién constituido panel de expertos para diseñar actuaciones que prevengan las inundaciones, a profesionales como biólogos y geógrafos, que «pueden aportar enfoques nuevos a la obra pura y dura que se lleva haciendo más de 50 años. Debemos insistir, ante las distintas administraciones, en la necesidad de aplicar de forma urgente soluciones inspiradas en la naturaleza», afirma el presidente de la Comisión Sectorial de Medio Ambiente del Cobrm, David Verdiell. Y aclara que es necesario que «la sociedad tenga conocimiento de las alternativas al hormigón que hay y sean capaces de exigir a la administración medidas naturales de retención de agua, que no sustituyen sino que complementan a las infraestructuras tradicionales».

Actuaciones rentables

Desde la organización colegial apuntan que las 'Soluciones basadas en la Naturaleza' (SbN) las ha definido la Comisión Europea como «rentables y que proporcionan a la vez beneficios ambientales, sociales y económicos, y ayudan a aumentar la resiliencia» de los territorios. Además, recuerda el Cobrm, la UE cuenta con líneas de financiación para su implementación, como Horizonte 2020, programa marco de Investigación e Innovación de la UE, Life Naturaleza y Biodiversidad, Fondos Feader y Feder, entre otras.

La UE promueve estas medidas y cuenta con líneas de financiación para implementarlas David Verdiell

Las SbN en la gestión de los recursos hídricos, explica Verdiell, contemplan la creación de infraestructuras verdes y la utilización de medidas naturales de retención de agua que, además de disminuir los costes de esa gestión, reducen el impacto de las inundaciones. Y cita como ejemplo la recuperación y reconexión de los antiguos meandros con el cauce principal del Segura, «de manera que se puedan inundar y retengan grandes cantidades de agua en caso de avenidas extraordinarias como la del pasado de septiembre». Así, explica que desde La Contraparada a Orihuela hay al menos 10 meandros que podrían recuperarse «para que el agua no perjudique a poblaciones como El Raal, Beniel o Santomera, e incluso Orihuela», como ocurrió en el último episodio de DANA.

El Cobrm considera fundamental establecer medidas para potenciar y restaurar la capacidad de retención de los acuíferos, los suelos y los ecosistemas acuáticos en el plan de prevención de los efectos adversos de las inundaciones.

Suelos más permeables

Para el Cobrm también es importante implantar estas medidas en áreas metropolitanas como Murcia, «no hay que olvidar que es el área con mayor concentración de población de la Región», apunta. Y ponen como ejemplo la creación de zonas verdes o jardines inundables -«como el que han puesto en práctica de manera experimental en Alicante, restaurando una antigua zona de humedal al que derivar las escorrentías»-, la instalación de suelos drenantes que sustituyan zonas de hormigón y asfalto en la ciudad y el incremento de las superficies sin pavimentar o con cubiertas vegetales. «Todo ello sirve para evitar las escorrentías, reducir los daños de las inundaciones y permitir que el agua se infiltre hacia el subsuelo, recargando los acuíferos».

De hecho, recuerda, el Ayuntamiento de Murcia ya contempla la aplicación de estos sistemas de drenaje urbano sostenible a corto plazo (2017-2020) en la Estrategia y Plan de Adaptación al Cambio Climático, que aprobó en junio de 2018, como una medida prioritaria para paliar los efectos de las lluvias intensas. Finalmente, desde el Colegio de Biólogos consideran imprescindible que estas medidas vayan acompañadas de «la aplicación rigurosa de las leyes sobre ordenación del territorio y gestión de las zonas inundables. Solo así podremos convivir con una realidad muy tozuda, que es que desde hace siglos las lluvias torrenciales marcan nuestra historia», concluye Verdiell, esperanzado con que el consejero de Fomento recoja el guante lanzado por el Cobrm e integre a los biólogos en el panel de expertos recién creado.