Arrestado un senegalés por maltratar a su hijo de 14 años de forma continuada

Agente de la Policía Nacional en una imagen de archivo./LV
Agente de la Policía Nacional en una imagen de archivo. / LV

Las trabajadoras de un centro de atención a personas desfavorecidas se percataron de las numerosas marcas y lesiones que el menor presentaba

LA VERDAD

Un hombre de 54 años de edad y nacionalidad senegalesa fue detenido por agentes de la Policía Nacional como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito doméstico después de que trabajadoras de atención a personas desfavorecidas se percataran de que su hijo, un menor de 14 años, presentaba múltiples moratones

La Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia fue alertada, desde una organización que desarrolla un Programa para Familias Desfavorecidas, de la presencia de un menor con numerosos moratones y marcas en el cuerpo. El adolescente manifestó a las trabajadoras del centro que había sido su padre el autor de esas lesiones.

Miembros del Grupo de Menores de la Policía Nacional (Grume), se desplazaron inmediatamente al lugar y se entrevistaron con las trabajadoras y con el propio chico, quien tenía asimilado que el maltrato físico por parte de su padre era una conducta normal

El adolescente presentaba lesiones, marcas y moratones, algunos recién ocasionados y otros de mayor antigüedad. Manifestó a los agentes que era su padre quien le había agredido, que no era la primera vez y que lo hacía porque en Senegal, su país de procedencia, es «así es como se educa a los niños, a palos», que se lo había dicho su padre porque a él mismo, de pequeño, también se lo hacían. La última agresión se debía a que había estado jugando a videojuegos con otro amigo. El menor asimilaba que ese tipo de castigo corporal era algo normal

Los investigadores, junto con trabajadoras del centro, desplazaron al menor a un centro sanitario donde asistieron a un menor de sus lesiones. El agredido presentaba múltiples lesiones de bordes elevados, marcados en la piel en zona dorso-lumbar, nalgas y en los laterales de los muslos. Tras la asistencia facultativa fue trasladado a dependencias de la Jefatura Superior de Policía donde se había citado previamente a la madre.

El detenido trató de justificar las agresiones

Posteriormente los agentes procedieron a la detención del padre del menor, presunto autor de este maltrato, quien manifestó de forma espontánea que ya sabía por qué le detenían y que sólo pretendía llevar a su hijo «por el buen camino».

De todo lo actuado se dio traslado a la autoridad judicial, a la fiscalía de menores y al servicio de protección de menores.