Abascal: «No podemos aceptar el ninguneo»

El líder de Vox, Santiago Abascal, en una imagen de archivo./Chema Moya / EFE
El líder de Vox, Santiago Abascal, en una imagen de archivo. / Chema Moya / EFE

Vox no aceptará que Ciudadanos plantee la negociación «como un chantaje» y solo les ofrezca un pacto ya cerrado con el PP

EP

El presidente de Vox, Santiago Abascal, insistió este viernes en que su formación no aceptará «un trágala» en las negociaciones para formar gobierno y avisa a Ciudadanos de que tendrá que explicar a los votantes si, por culpa de su «altivez», permite que Manuela Carmena siga al frente del Ayuntamiento de Madrid.

En declaraciones a Telecinco, Abascal explicó que PP, Ciudadanos y Vox tendrán que «acercar posturas» si quieren formar gobiernos alternativos a la izquierda e hizo una «llamada al entendimiento» entre las tres formaciones políticas.

Lo que Vox no aceptará, según reiteró, es que Ciudadanos plantee la negociación «como un chantaje» y solo les ofrezca un pacto ya cerrado con el PP. «No vamos a pedir más de lo que nos corresponde, pero tampoco podemos aceptar el ninguneo, un trágala y que se nos plantee en términos de chantaje», explicó. De hecho, avisó de que él personalmente reacciona «mal» a los chantajes y le hacen reaccionar «a la contra», por lo que insistió en su llamamiento a los de Albert Rivera para que se abran al diálogo y la negociación.

Si finalmente no es posible el acuerdo, dijo que será Ciudadanos quien tendrá que explicar que, por «altivez», se formen gobiernos de izquierdas en lugares como el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid o la Región de Murcia.

Ningún contacto con Rivera

Abascal insistió en que Vox mantiene su «mano tendida» para cualquier tipo de acuerdo e incluso una moción de censura después. «Lo único que no es posible es que se nos ofrezca un pacto firmado por dos fuerzas políticas y nos diga que estamos obligados a firmarlo», reiteró.

Abascal explicó que su formación quiere que se abra un diálogo programático, siempre con una actitud «constructiva y flexible» y conscientes de que Vox tiene muchos planteamientos que no comparten PP y Ciudadanos y que no pueden exigir en las negociaciones porque «impedirían los acuerdos».

De momento, reconoció que no ha tenido ningún contacto con Albert Rivera. «Hemos hecho un planteamiento público y se nos ha contestado públicamente de manera negativa», lamentó.