https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Ángel Pérez Ruzafa: «Los académicos no somos floreros»

El biólogo y catedrático de la UMU Ángel Pérez Ruzafa. / V. VICÉNS / AGM
El biólogo y catedrático de la UMU Ángel Pérez Ruzafa. / V. VICÉNS / AGM

El catedrático de Ecología de la UMU toma posesión hoy de su nuevo cargo «con responsabilidad y ganas de poner en marcha nuevos proyectos»

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

«Conchi me odia cordialmente». Es la primera frase que pronuncia el catedrático de Ecología de la Universidad de Murcia Ángel Pérez Ruzafa (Murcia, 1958) cuando confirma al periodista que ha aceptado el reto de presidir la Academia de Ciencias de la Región. Conchi es Concepción Marcos Diego, su esposa, también catedrática de Ecología de la UMU, quien ya sabe que a partir de ahora tocan si cabe más compromisos, reuniones y horas de despacho. «La mía era la única candidatura, porque la idea era que se hiciera cargo quien se viera con más fuerza. No es cuestión de competir entre nosotros. Se votó y salió elegida», explica a 'La Verdad' el experto en ecosistemas marinos y portavoz del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor, que esta tarde tomará posesión de su nuevo cargo (a las 18.30 en la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente. Calle San Cristóbal, 6. Murcia).

«No vengo para hacer grandes cambios, no hay nada que cambiar y sí muchos proyectos nuevos que poner en marcha. Entro con mucha ilusión y responsabilidad», asegura Ángel Pérez Ruzafa, para quien la Academia de Ciencias es una institución «muy importante» porque «conecta con la tradición y tiene una misión clara de difundir la ciencia, para que el conocimiento arraigue en la sociedad. Hay mucho por hacer, pero diría que lo más importante es conseguir que la gente entienda la utilidad de la investigación».

LA NUEVA JUNTA RECTORA

Presidente
Ángel Pérez Ruzafa.
Vicepresidente
Mariano Gacto Fernández.
Secretario general
Alberto Tárraga Tomás.
Tesorera
María Ángeles Pedreño García.
Bibliotecario
Ángel Ferrández Izquierdo.

Entre las ideas que trae en su inseparable mochila, el biólogo murciano -también licenciado en Bellas Artes y notable acuarelista-: estrechar lazos con otras academias de Ciencias, como las de Canarias y Andalucía, y establecer relaciones con los colegios profesionales, «para que en los ámbitos de la empresa se conozca lo que se está haciendo en el ámbito académico».

«En la Región hemos tenido y tenemos investigadores geniales, hay que estar orgullosos»

También, materializar proyectos editoriales y de investigación, promover tesis doctorales y congresos, estimular las vocaciones científicas en alumnos de Bachillerato y, algo que le motiva especialmente, reivindicar la figura de los pioneros de la ciencia en la Región: «Hemos tenido y tenemos científicos geniales, hay que estar muy orgullosos».

Estar a la altura

¿Tienen sentido actualmente las academias en su sentido más clásico, con tantos y tan potentes canales de divulgación disponibles? Pérez Ruzafa tiene claro que sí: «Ser académico es una gran responsabilidad. Cada vez que se le propone a alguien siempre pregunta cuánta dedicación será necesaria porque nadie quiere estar por estar. Todos tienen la aspiración de estar a la altura y no decepcionar. Los científicos no somos floreros», insiste con orgullo el nuevo responsable de una institución que cuenta con 38 miembros de número y que está a punto de alcanzar la mayoría de edad -se fundó en 2001-. «Uno ya no es tan joven pero la academia sí lo es», resume Pérez Ruzafa con humor.

«Sería bueno que los políticos aprendiesen a gestionar apoyándose en el conocimiento científico»

Salir de los laboratorios y dar la cara más allá de las probetas y los microscopios es para Pérez Ruzafa una obligación y una necesidad: «A veces se considera la ciencia como algo que se hace de espaldas a la sociedad y que de vez en cuando, como por casualidad, produce algún descubrimiento». Ciencia y sociedad. Dos palabras que Pérez Ruzafa junta una y otra vez y que se combinaron felizmente en Murcia hace unas semanas en el evento de divulgación Naukas: «Fue estupendo ver el Teatro Romea lleno de gente joven asistiendo a presentaciones científicas, escuchando la entrevista a Pablo Artal...», recuerda con gusto.

Para Ángel Pérez Ruzafa no ha sido una sorpresa, aunque sí una nueva decepción, que en las dos recientes campañas electorales no se haya hablado de ciencia. «Hace tiempo que en las campañas no se habla de asuntos serios de verdad. Sería bueno que los políticos aprendiesen a diseñar estrategias y a gestionar los problemas apoyándose en el conocimiento científico. Es la única manera de enfocar las soluciones de forma adecuada. Lo hemos visto en la crisis del Mar Menor, por ejemplo. Y la ciencia es la única herramienta que tenemos para responder preguntas», advierte.