«Mataron a todos menos a un niño que se escondió bajo mi chupa»

Jesse Hughes, líder de la banda Eagles of Death Metal./
Jesse Hughes, líder de la banda Eagles of Death Metal.

El líder de 'Eagles of Death Metal', la banda que tocaba en la sala Bataclan asaltada por los yihadistas, relata la tragedia

REUTERS / EPparís

Algunas de las personas que murieron en el ataque terrorista contra la sala parisina Bataclan -uno de los seis atentados que tuvieron lugar casi simultáneamente en París la semana pasada- se habían escondido en el camerino de 'Eagles of Death Metal', la banda que estaba tocando en el momento del asalto.

Más información

Así lo ha explicado el líder del grupo, Jesse Hughes, en una entrevista concedida a la revista Vice que se emitirá al completo en su página web la próxima semana y en la que por habla por primera vez el grupo sobre los tiroteos, según afirma la revista digital. "Varias personas se escondieron en nuestro camerino y los asesinos pudieron entrar y mataron a cada uno de ellos, salvo a un niño que se había escondido debajo de mi chupa de cuero", ha explicado Hughes, al borde de las lágrimas, tal y como se puede ver en un extracto de la entrevista publicado por el propio portal.

"La gente se hacía la muerta y estaban muy asustados", añade Hughes. "Una razón por la que murieron tantos es porque muchos no quisieron dejar a sus amigos", ha añadido.

En un comunicado publicado en su página de Facebook a comienzos de esta semana, el grupo anunció que entre los muertos se encontraban Nick Alexander, su responsable de merchandising, y tres "camaradas" de la compañía discográfica, Thomas Ayad, Marie Mosser y Manu Pérez.