«Vulgar, choni, paleta...»: Cristina Pedroche la lía en Instagram

«Vulgar, choni, paleta...»: Cristina Pedroche la lía en Instagram

Afectada por la tromba de agua que asoló Madrid el lunes, Cristina Pedroche no para de sembrar tempestades en Instagram

LA VERDAD

Inundaciones, cortes de carreteras, coches apilados, destrozos... ¿Qué es una simple tormenta de verano para una mujer acostumbrada a estar en el ojo del huracán? Cristina Pedroche se encuentra entre los afectados por la tromba de agua que el lunes colapsó Madrid. Su avión fue primero desviado y luego reconducido de nuevo al aeropuerto de destino... Vamos, que dio más giros que el 'caso Neymar'. Pero nada, otra divertida anécdota que relatar en Instagram, red social donde Pedroche se ha convertido en la reina absoluta del 'dar que hablar'.

Los temas se le acumulan. Ahora mismo tiene tres en el candelero. Uno, su accidentado regreso de un periplo por Asia. Dos, una foto censurada que ella ha vuelto a publicar en plan desafío. Y tres, las críticas que le han llovido por una imagen en la que aparece engullendo a papo lleno pasta tailandesa. Ladran, luego cabalgo, debe de pensar esta mujer con más de dos millones y medio de seguidores...

«Después de dos vuelos, uno de 9 horas y otro de 8, no hemos podido aterrizar en Madrid por la tormenta, nos han traído a Barcelona, pero ahora nos llevan otra vez de vuelta porque se supone que ahora sí podremos aterrizar», relataba Cristina en sus redes, víctima de la implacable 'Dana' (Depresión aislada en niveles altos) que el lunes asoló el centro de la península. Pero Pedroche no es de las que a la mínima alzan los brazos al cielo en señal de desesperación y gritan: «¡Vamos a morir todoooos!». No. Ella los contratiempos se los toma con humor, así que se hizo un cómico selfi con los ojos desorbitados y lanzó un mensaje mucho más tranquilizador que un SOS: «Estoy deseando llegar a casa y comerme una hamburguesa».

Tranquilizador para todos menos quizás para su marido, el estrellado chef Dabiz Muñoz, quien probablemente habría preferido que Cristina hubiera dicho: «Estoy deseando llegar a casa y comerme una ensalada de papaya verde y chipirones a la andaluza con tomates tostados, caviar de montaña (tonburi) y aliño de chiles-lima-hibiscus» (una de sus más recientes creaciones).

Bangkok, Hong Kong y Singapur son algunos de los destinos que la pareja, que en octubre cumplirá su cuarto aniversario de boda, ha visitado en agosto durante su publicitadísimo viaje por Asia. «Queríamos recordar nuestras primeras vacaciones juntos», ha precisado Pedroche. Lo que quizás no esperaba era generar tanta polémica. «Vulgar», «paleta», «cutre», «choni», «ordinaria», «gorda»... Y no necesariamente en ese orden, son los 'descalificativos' que le dedicaron algunos de sus seguidores por unas imágenes en las que la presentadora aparece devorando gulescos guisos. «¡Come lo que te salga del papo», terciaron sus defensores.

«A ver lo que dura»

Pero la principal animadora de la Nochevieja televisiva no podía dejar escapar el verano sin dar la campanada. En este caso, una imagen en la que Cristina, de 30 años, aparece en una piscina con Dabiz Muñoz, de 39, estrujándole los pechos... «Me quitaron esta foto y por eso la subo otra vez. Veremos cuánto dura», escribió ayer en su Instagram. Muchos de sus seguidores la aplaudieron. «Vamos pa'trás en todo», dijo uno. «Más guapos y guays imposible», afirmó otro. Hasta que un tercero apuntó: «¿Qué diríais si alguien del PP o de Vox se hace esa foto? Machista como mínimo, ¿no?»... El comentario abrió la caja de los truenos convirtiendo a Pedroche de nuevo en la reina de las tormentas.