Patricia Martínez, su escote y su venganza a Escassi

Patricia Martínez en el momento de su salto./
Patricia Martínez en el momento de su salto.

Sergi Capdevilla se proclamó ganador de esta segunda edición de 'Mira quien Salta'

LA VERDAD

La concursante de esta segunda edición de Mira quien Salta, Patricia Martínez, hizo gala anoche de uno de los atributos más aplaudidos y admirados programa tras programa: sus pechos. El bañador de la exnovia de Escassi, de color rojo, llevaba una cremallera en la parte delantera que la explosiva concursante se subió hasta que se cansó de subir y dejó al descubierto un canalillo que a muchos hizo sudar en su sofá y en el plató de Mira quien Salta.

Patricia Martínez fue invitada a esta edición de Mira quien Salta después de que en la pasada, su por entonces novio la dejara por la también concursante, Sonia Ferrer. Por esta razón, la morena más deseada del concurso de saltos de trampolín decidió culminar su venganza hacia Alvaro Muñoz Escassi con un salto casi perfectamente ejecutado con previo discurso. Patricia Martínez declaró que "saltó desde los 10 metros por la humillación que sufrí el año pasado con mi exnovio en este programa". Además, la sirena de la piscina confesó que lo ha pasado muy mal pero ya lo tiene superado.

En contexto

Finalmente, Patricia Martínez no consiguió la victoria en la final de Mira quien Salta. En su lugar, Sergi Capdevilla, hijo de Sergio Dalma, se coronó como el mejor saltador de la noche. A propósito de esto, la que ha sido una de las concursante más queridas de esta edición y protagonista de esta noticia, Patricia Martínez, y Sergi efectuaron un baile muy sensual para su salto de coordinación juntos. El baile terminó con la chica del escote subida encima del ganador. La concursante terminó su paso por el programa con la ejecución perfecta no solo del salto, también de su venganza.