Los socialistas se ven con «opciones reales» de llegar a San Esteban

La Comisión Ejecutiva al completo, ayer en Princesa. / n. g. / agm
La Comisión Ejecutiva al completo, ayer en Princesa. / n. g. / agm

El partido quiere llevar «el cambio a todos los ayuntamientos en que no exista mayoría absoluta del PP»

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

Los socialistas confían en que la dialéctica de máximos empleada el martes por el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, dé paso a unas negociaciones que puedan llegar a buen puerto para poner fin a más de de dos décadas de gobiernos del PP. «Hay opciones reales», subrayaban ayer cargos del PSOE minutos antes de la Comisión Ejecutiva Regional convocada para analizar los resultados electorales y las opciones de pactos.

Los socialistas llevaban 24 años con malas digestiones tras cada cita electoral, hasta que el pasado 28 de abril todo cambió con su victoria en las elecciones generales. Después han llegado las europeas y las autonómicas, además de los triunfos en ayuntamientos como los de Molina de Segura, Águilas o Jumilla, y el fuerte incremento de apoyos en Murcia. No todo les mueve al entusiasmo -ahí está el pinchazo en Cartagena- pero en la calle Princesa se ven ya protagonizando un cambio de ciclo.

No solo están dispuestos a pelear hasta el último minuto el Gobierno regional, en calidad de primera fuerza de la Comunidad, sino que no renuncian a promover un cambio en el Ayuntamiento de Murcia, o al menos así lo aseguran en las declaraciones a los medios. «En el municipio de Murcia hemos visto algunas de las más bochornosas redes clientelares, es la zona cero de las redes clientelares. Por eso Murcia es fundamental en la regeneración de la vida política en la Región», subrayó ayer el candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad, Diego Conesa.

En cualquier caso, el cambio en la ciudad de Murcia parece mucho más remoto que los gobiernos socialistas en otros municipios donde los dirigentes locales se preparan ya para sus propias negociaciones a derecha e izquierda. Conesa destacó ayer que el principio de autonomía está «incrustado» en el PSOE, a nivel municipal, autonómico y federal. A su juicio, la situación de la Región requiere una regeneración «drástica y profunda», y su objetivo es llevarla no solo a la Comunidad sino a «todos los ayuntamientos en los que no exista mayoría absoluta del PP».

Con respecto al Gobierno de la Comunidad, el líder socialista defiende que la Región «necesita una regeneración política y democrática, un gobierno seguro, con capacidad de interlocución con Madrid para afrontar los desafíos que tiene la Región».